Policiales
Jueves 29 de Junio de 2017

La PDI detuvo a dos sospechosos por el crimen de una nena que fue estrangulada y con signos de violación

Personal de la Policía de Investigaciones detuvo hoy a un menor de 17 años y a su tío por el asesinato de Guadalupe Medina (12 años) ocurrido el 25 de mayo del año pasado

Personal de la Policía de Investigaciones (PDI) detuvo hoy a dos sospechosos de haber participado del crimen de la niña Guadalupe Medina (12 años), ocurrido el 25 de mayo del año pasado y quien fuera encontrada estrangulado y con signo de abuso sexual en una precaria casilla de Lima al 2900.
Los detenidos fueron apresados durante un allanamiento realizado esta mañana en la zona de Pascual Rosas y 27 de Febrero, que fue ordenado por el Juzgado de Menores Nº 4, en el marco de la investigación.
En ese lugar, personal de la PDI logró la detención de un menor de 17 años (Francisco Q.), quien es el principal sospechoso del crimen de la chica, y de su tío de 25 (Criatian Q.). El menor fue trasladado al IRAR por orden del Dr. Cardinale, secretario de menores, en tanto el otro detenido fue trasladado a sede policial.
Por otro lado se logró el secuestro de cinco celulares y 11 mil pesos en efectivo.
Luego de librar consulta con Agustín Cardinale, secretario de menores, se dispuso el traslado de Francisco Q. al IRAR para continuar con la detención y se remitieron los elementos secuestrados para ser peritados.
En tanto Cristian Q. fue trasladado a sede policial por orden de Ana Julia Milicic, de la Fiscalia de Flagrancia y turnos.
En su oportunidad, Gabriel Medina, el padre de la niña, denunció públicamente a una banda de jóvenes que tiene a maltraer a los vecinos de villa Banana y dijo que "son unos rastreros sobre los que debe caer todo el peso de la ley".
El cuerpo de Guadalupe, identificado después de una extraña confusión por parte de la madre de otra menor que por entonces permanecía desaparecida, fue encontrado semidesnuda en una casilla de Lima al 2900. La habían estrangulado, tenía signos de abuso sexual y daños en las manos y los brazos, como si hubiese querido defenderse.

Comentarios