Policiales
Sábado 20 de Mayo de 2017

La madre de Valentín Reales se constituyó como querellante de la causa

Valentín Ezequiel Reales salió el 15 de noviembre de 2016 de su vivienda para hacer un mandado. Dijo "ya vuelvo" y desde ese momento nadie de su entorno lo volvió a ver.

María Reales, la madre del adolescente que desapareció el pasado 15 de noviembre de su casa de Cabín 9 y a quien los investigadores dan como muerto en el marco de una violenta disputa, se constituyó formalmente como querellante en la causa que investiga el destino del menor. Lo hizo en una audiencia realizada ayer en Tribunales presidida por el juez Carlos Leiva y ante el fiscal Guillermo Apanowicz.

Valentín Ezequiel Reales salió el 15 de noviembre de 2016 de su vivienda para hacer un mandado. Dijo "ya vuelvo" y desde ese momento nadie de su entorno lo volvió a ver. Como Valentín solía dormir en distintos sitios, recién el 28 de noviembre su madre hizo la denuncia por averiguación de paradero en la subcomisaría 18ª. Luego ratificó el trámite en la Fiscalía Regional.

El abogado de María, Jorge Barbagallo, ratificó ayer la constitución como querellantes y agregó que "la causa se está investigando, se tomó una batería de medidas, pero llegamos a un punto cero en el que no hemos podido quebrar el pacto de silencio hecho por quienes intervinieron en este delito".

Vale recordar que debido a la imposibilidad de avanzar en la investigación, el Ministerio de Justicia de Santa Fe ofreció 1 millón de pesos como recompensa a quienes puedan aportar datos que ayuden a esclarecer el hecho.

En cuanto a la pesquisa, Barbagallo indicó que "hay varias líneas de investigación pero por lo que consta en el sumario penal creemos que es un problema de relaciones interpersonales, una vieja rencilla entre cuatro o cinco personas del barrio por algún robo y por el momento no creemos que esté implicada la policía ni la banda de «Los Cuatreros»".

En relación a los cuestionamientos que recibió el fiscal de una parte de la familia de Valentín, explicó que "se hicieron allanamientos y rastrillajes en la zona rural de Pérez, donde se encontró un pozo de un metro por 40 centímetros. Se hizo una excavación y se encontró líquido cadavérico y sangre que fue constatado por el Instituto Médico Legal que era humana y encontramos una zapatilla que la madre reconoció como de Valentín". Ahora sólo queda esperar "el resultado del cotejo de ADN, para lo cual se tomaron muestras a la madre para determinar si Valentín estuvo enterrado ahí".

"Nosotros no tenemos dudas que Valentín estuvo enterrado ahí y la mamá espera el peor final. Pero lo macabro es que lo han desenterrado y llevado a otro lugar", detalló.

Asimismo, Barbagallo dijo que "el fiscal ha producido todas las pruebas que le solicitamos y también pruebas propias. Entre ellas decenas de testimoniales, intervenciones telefónicas, textos de Facebook e innumerables allanamientos".

La provincia ofrece una recompensa de 1 millón de pesos a quien aporte datos sobre el destino

de Valentín Reales

Comentarios