Policiales
Jueves 27 de Marzo de 2014

La joven reconoció al chico muerto a golpes como el que la asaltó en barrio Azcuénaga

Paul Krupnik, abogado de la mujer, señaló que identificó David Moreyra como el muchacho que se bajó de la moto y le arrebató el bolso en Liniers y Marcos Paz.

Paul Krupnik, el abogado de la joven de 21 años que el pasado sábado fue asaltada en la zona de Liniers y la cortada Marcos Paz por un ladrón que luego fue golpeado por un grupo de personas y terminó falleciendo el martes por la tarde, confirmó que el chico muerto fue quien la señaló desde una moto y luego se bajó para arrebatarle un bolso.

David Moreira, de 18 años, en su huída, fue interceptado por un grupo de personas quienes lo golpearon duramente y le provocaron graves heridas y pérdida de masa encefálica, que terminaron determinando su muerte el martes por la tarde.

En declaraciones al programa "Todos en la Ocho", Lorena Torres de Moreira, la madre del muchacho muerto, puso en duda que su hijo haya sido quien asaltó a la chica: "Era un chico que no se merecía eso, aunque haya hecho algo, que yo lo dudo porque mi hijo estaba limpio no tenía nada. Fue otra persona la que huyó con la cartera. Entonces por qué se ensañaron con él. Si creyeron que estuvo en el robo de la cartera, lo hubieran llevado a una comisaría y no haberle hecho lo que le hicieron".

Krupnik señaló que "en primer lugar hay que decir que ella está compungida por cómo se dieron los hechos. Ella no comparte el desenlace, pero después de llamar al 911 y dejar a su hijo a resguardo, volvió al lugar donde estaba caído el muchacho y lo reconoce in situ como la misma persona que momentos antes se había bajado de la moto, la había señalado en primer lugar, y luego le había tironeado el bolso. Eso no sucede en el mismo lugar donde a ella le sacan el bolso, sino a la vuelta. Por eso ella no puede aportar ningún dato esclarecedor sobre quién fue el que lo golpeó".

El letrado amplió que "ella ratifica que había dos personas a bordo de la moto. Una sale corriendo hacia Marcos Paz, hacia un lado, y el otro hacia el otro lado y allí se topa con algunos sujetos y pasa lo que pasó". Y agregó: "El robo ocurre por calle Liniers cruzando la cortada Marcos Paz. Y la golpiza se sucede por Marcos Paz, por eso no puede aportar ningún dato".

Sobre cómo reconoció al muchacho, indicó: "Ella queda en un estado de shock. Y su mayor miedo estaba en su chiquita de dos años. Como ve inminente el robo logra ponerla a resguardo contra la pared y en todo momento le decía al muchacho 'no me hagás nada que tengo a la criatura'. Ella se queda asustada, viene una persona y le preguntó hasta dónde iba, la acompaña hasta ese lugar, desde allí llama al 911 y allí le dicen que vuelva al lugar donde había ocurrido esto y allí se entrevista con la policía. Cuando llega, vamos a suponer que fueron unos 40 minutos, no había nadie golpeando al muchacho pero advierte que no había ningún servicio de emergencia para asistirlo".

Sobre el final, y al ser consultado sobre si iba a resultar muy difícil saber quiénes fueron los autores de la golpiza que terminaron con la vida del joven Moreira fue escueto pero contundente: "Estimo que sí".
 

Comentarios