Policiales
Viernes 24 de Junio de 2016

La grabación de un diálogo se expuso como discutida prueba en el juicio por un crimen

Fue en el juicio a Leandro Vinardi por la muerte de Sergio Pared. En el audio, quien sería "Guille" Cantero, ofrece plata para cambiar un testimonio

La supuesta voz de Ariel "Guille" Cantero ingresó ayer al juicio oral por homicidio que se sigue a Leandro "Pollo" Vinardi, un hombre al que la acusación liga a la banda de Los Monos. Fue a través de una escucha telefónica en la que el procesado como jefe del clan sugiere pagar 200 mil pesos para que un testigo clave cambie su declaración. La prueba se incorporó luego de una batalla que la defensa llevó adelante para evitar la reproducción de ese audio y que incluyó la recusación sin éxito a dos integrantes del tribunal. En tanto, el testigo al que alude el audio (una joven travesti que reconoció al imputado y luego se retractó) no aparece y todo hace prever que no prestará declaración.

"Al putito si podemos hablarlo lo hablamos", le propone en esa charla quien según la Fiscalía es Guille Cantero a un allegado a la víctima. Le aclara que "antes de hacer cosas peores", las declaraciones de ese testigo y los familiares se pueden arreglar con plata: "Si es por la monedita no tengo problema". La conversación intervenida es del 27 de agosto de 2014. Es decir que ocurrió más de un año después del homicidio que se juzga: el de Sergio Pared, asesinado con un disparo en el pecho frente a su almacén de Doctor Riva 2785.

Cuando se entabló la charla reproducida ayer en el juicio, Vinardi llevaba dos meses preso. Había sido señalado en una rueda de personas por el testigo Brian O., quien lo incriminó en tres ocasiones pero 14 meses después se retractó y ahora no aparece. Lo fueron a buscar con la fuerza pública a distintos domicilios para que declare y en ninguno lo encontraron.

Por eso el fiscal Guillermo Corbella ayer desistió de contar con su testimonio en la audiencia. El abogado defensor de Vinardi, Fausto Yrure, en cambio le pidió al tribunal que insista con buscarlo. Y que en caso de no encontrarlo se incorpore por lectura la denuncia que hizo Brian O. al retractarse, cuando dijo que había apuntado a Vinardi por presiones y amenazas de los hijos de Pared. Para no quedar en desventaja, el fiscal pidió que se lea una exposición anterior en la que el testigo aludió a amenazas de Vinardi. Pero como lo hizo tardíamente el tribunal se negó.

"Fue el Pollo". Pared, de 50 años, esperaba a un proveedor frente a su almacén a las 7 de la mañana del 14 de febrero de 2013 cuando pasó por allí un Chevrolet Astra negro con dos ocupantes. El conductor efectuó un único disparo con un revólver calibre 32 largo que le perforó el pecho y lo mató casi en el acto. Fue un crimen que para los investigadores se enmarcó en una narco.

El martes arrancó el juicio contra Vinardi, de 30 años, por homicidio agravado por el uso de arma de fuego. Luego de pasar más de un año prófugo, fue detenido en junio de 2014 en un BMW negro. Ya había sido juzgado y absuelto junto a Guille Cantero por el crimen de Walter Cáceres, el chico de 14 años asesinado en una emboscada a micros de Newell's en febrero de 2010.

La hija de Pared, Brenda, es la principal testigo del juicio. Está presa por otro homicidio y el martes fue trasladada de prisión a la sala de audiencias. "Escuché una explosión y salí a la calle. Lo vi a mi papá arrodillado y a Vinardi que lo miraba desde la ventanilla del auto. Mi papá me decía «fue el Pollo»", declaró.

Audio sí, audio no. La jornada de ayer se centró en la controversia por las escuchas que la defensa se oponía a incorporar. Los audios fueron obtenidos en otra causa, la 913/12 instruida por el juez Juan Carlos Vienna por asociación ilícita y en la cual se investigó el accionar de la banda de Los Monos.

En ese marco el policía que desgrabó las escuchas se opuso a declarar en el juicio porque "pondría en riesgo su vida". Por eso el fiscal Corbella citó a quien era secretario del juzgado que investigó el crimen de Pared, Federico Rébola, para que atestigüe sobre la validez de la prueba y el control de su custodia.

"Es el audio de una causa que no es la que nos ocupa. Una línea telefónica que no ha sido atribuida a Leonardo Vinardi", protestó Yrure. Pero los jueces Julio Kesuani, Gustavo Salvador y José Luis Mascali aceptaron reproducirlo porque "hace a la teoría del caso de la Fiscalía".

Entonces el defensor jugó una carta fuerte y recusó a dos integrantes del tribunal, Mascali y Kesuani, por haber intervenido en la causa 913/12. Tras un debate que sobrepasó la hora, los magistrados desestimaron la recusación por "extemporánea". Y recordaron que los audios fueron admitidos por la jueza que realizó el trámite previo, Marisol Usandigaza.

La llamada. Tras cuatro horas de debate, al fin se reprodujo el audio cuestionado. "Esta llamada proviene de un establecimiento penitenciario", se escuchó. Es el llamado de un detenido a un teléfono que sería de Guille Cantero, por ese entonces también preso. El interlocutor lo saluda y le pasa con otro detenido, un tal "Tiso" que sería primo de Pared. "Estoy acá con Tiso. Lo que vos querés que haga, él lo hace", anuncia. Luego dialogan quienes fueron presentados como Tiso y Guille.

"¿Qué hay que hacer?", va al grano Tiso. Sin nombrar a Vinardi pero al parecer aludiendo a él, el supuesto Guille explica: "El pibe ya fue a reconocimiento y lo reconocieron. Ya hablé con el abogado. La gente esa (los familiares de Pared) se contradice mal. Qué vi, que no vi. Igual escuché que ellos querían una monedita para decir todo lo contrario. Antes de hacer cosas peores yo dije que por plata no había problema. Ellos me mandaron a pedir dos gambas".

"El tema es que yo lo quería sacar al pibe (prosigue). Porque si al pibe lo condenan y le dan diez años va a quedar resentido y él puede decir «me dieron quince años, ahora los voy a matar a todos»". Luego se refiere a un testigo que sería Brian O.: "Los conocemos a todos. Al putito si podemos hablarlo lo hablamos". Y a continuación comenta que un conocido al que le dicen Chucky se había ofrecido para raptar y "darle con todo" a un hijo de Pared, que se llama Brian y le dicen "Piquito".

"Me dice: «Si querés te lo llevo para algún lado y te lo gatillamos». Pero vamos a ver si podemos arreglar esto primero. Fijate si podés hablar y si no, no pasa nada", cierra el nominado como Guille. "Ahora cuando yo salgo el fin de semana voy a hablar para que se rectifiquen", promete Tiso. En una charla posterior, el sindicado Guille le pregunta: "¿Ya hablaste con el puto?". Y Tiso responde: "Sí, ya hablé. Le dije a él que va a tener su parte".

Esas charlas son de agosto de 2014. Un año y tres meses después, en noviembre de 2015, Brian O. acudió a la Fiscalía y denunció que no había visto tirar a Vinardi, que había declarado eso por amenazas de la familia del agresor. La reproducción de los audios (deslucida en la audiencia ante la ausencia de un perito que las pusiera en contexto) le sirven al fiscal para demostrar que hubo presiones que explicarían el cambio de declaración de Brian O.

Sin embargo, todo indica que ese testigo no hablará én el juicio. De su aporte consta lo que contó el secretario del juzgado: que declaró como testigo en la causa y que reconoció a Vinardi en una rueda de personas, tal como se plasmó en un acta que él mismo confeccionó a mano.

Comentarios

Últimas Noticias