Policiales
Martes 04 de Julio de 2017

La Fiscalía confirmó que se desarticularon dos bandas "con una gran logística y relacionadas"

Lo indicaron las fiscales Valeria Haurigot y Silvia Brindisi, junto al ministro Maximiliano Pullaro, al brindar detalles de los allanamientos realizados hoy y en donde se detuvo a 13 personas.

Los allanamientos realizados hoy en distintos puntos de Rosario, San Nicolás y Villa Gobernador Gálvez permitieron la detención de 13 personas quienes integraban dos bandas bien definidas "con una gran logística y están relacionadas entre sí", según indicaron hoy las fiscales Valeria Haurigot y Cecilia Brindisi en una conferencia de prensa realizada este mediodía en la sede de la PDI.
La fiscal Haurigot comenzó señalando que "esta investigación no ha sido imputada porque son pocas las horas transcurridas desde los procedimientos. Estamos en condiciones de asegurar que la investigación se inicia por el entrecruzamiento de información sobre personas que estarían cometiendo delitos contra la propiedad. La misma se orientó a partir del golpe a la distribuidora Tyna como uno de los casos y luego se fueron sumando otros hechos delictivos. Así pudimos armar un mapa de cómo operan estas bandas, que es lo que va a llevar la Fiscalía a conocimiento de los jueces".
"Estamos hablando de golpes que tienen logística en cuanto al uso de vehículos, intercambio de vehículos en el desarrollo del hecho, armas, máscaras, uniformes policiales y empresas de diferente tipo para dar una apariencia de legitimidad a la presencia de ciertas personas en ciertos lugares", abundó.
Embed

Al ser consultada sobre si se había logrado determinar la cantidad de hechos cometidos por las bandas, Brindisi explicó que "tengan en cuenta que esta es una investigación que viene desde hace unos tres meses por el cual se han cometido aproximadamente al menos ocho hechos, no descartándose otros más. Es una banda que actúa con al menos 20 personas, con una gran logística, intercambio de datos y gente que aporta datos".
"Estamos hablando de golpes que tienen logística en cuanto al uso de vehículos, intercambio de vehículos en el desarrollo del hecho, armas, máscaras, uniformes policiales y empresas de diferente tipo para dar una apariencia de legitimidad a la presencia de ciertas personas en ciertos lugares".
"Hasta ahora detectamos dos bandas en concreto: una de la zona norte, a la que denominados como la banda del Lichi, y otra de la zona sur, a la llamamos la banda del Chino Luis. Entre ellos se interrelacionan. Se secuestraron armas que no sólo son de uso civil, sino también de guerra", amplió.
Consultada sobre cómo era la interrelación entre los grupos explicó que "las bandas se interrelacionaban intercambiando datos, dando una determinada logística, aportando autos, comunicaciones, etcétera. En total son 13 detenidos, y todos tienen antecedentes, tienen pedidos de capturas, algunos por homicidio, hay otros que estaban prófugos. Hay hombres y mujeres entre los apresados. De todos modos, creemos que hay más personas integrantes de esta banda".
Al preguntársele si entre los elementos secuestrados se encontraban autos de alta gama, Haurigot indicó que "una posibilidad que manejamos es el lavado de activos en este tipo de delitos. Es decir la investigación tuvo en cuenta la logística, la organización y la realización del golpe, pero también qué es lo que sucede con los activos que se logran a partir de la comisión de estos delitos, que son redituables. Buscamos junto a Afip saber cómo reingresaba ese dinero al circuito legal".
Tras negar que haya personal policial entre los detenidos, la funcionaria judicial resaltó que "en relación a estas dos bandas, en un 90 o 95 por ciento quedaron desarticuladas con las detenciones que se produjeron hoy", al tiempo que al referirse a los plazos para la imputación destacó que "estamos trabajando en el armado de las imputaciones y en la logística de cómo se atribuyen las mismas. Pero vamos a respetar los plazos procesales".

Comentarios