Policiales
Domingo 06 de Agosto de 2017

La cupé del "Fantasma", entre los bienes de una investigación por lavado

Fue detectada en poder del narco santafesino Sergio "Zurdo" Villarroel cuando la Justicia federal empezó a seguir la ruta de su patrimonio.

El sábado 8 de septiembre de 2012 una serie de disparos sacudió a los comensales de dos restobares en la ochava de Entre Ríos y 27 de Febrero. Un hombre había sido ejecutado en una flamante cupé BMW blanca. Era Martín "Fantasma" Paz, por entonces cuñado de Claudio "Pájaro" Cantero. Un sicario lo mató ante su hijo de dos años y su pareja, que no sufrieron un rasguño.

   La historia marcará que la investigación de ese crimen derivó en lo que se conoce como Causa de Los Monos y llevó tras las rejas al núcleo duro de la banda. Sin embargo, nada más se supo sobre la cupé que el Fantasma había comprado esa misma semana hasta que días atrás la Justicia Federal avanzó en una nueva investigación contra el jefe narco santafesino Sergio "Zurdo" Villarroel por el presunto delito de lavado de dinero. Siguiendo la ruta de la plata surgió que, vía un testaferro, el Zurdo se había hecho con la cupé en la que mataron al Fantasma y disponía del vehículo.

Autolavado

La semana última el fiscal federal de Santa Fe Walter Rodríguez tramitó ante el juez federal Francisco Miño la llamada a indagatoria de cuatro personas por su presunta participación en el blanqueo del dinero ilícito a través de inmuebles y gran cantidad de vehículos por un valor superior a los 10 millones de pesos. Según informó el portal fiscales.gob.ar, dos de esos imputados son Villarroel y su esposa Débora Flores.

   Hace dos meses el mismo fiscal ya había solicitado la elevación a juicio de una causa en la que se acusa a la pareja de llevar adelante "actividades ilícitas de comercialización de estupefacientes" en forma conjunta, desde abril de 2014 hasta diciembre último. El Zurdo, ex pirata del asfalto, se presentaba públicamente como un próspero empresario del videocable que dedicaba su tiempo a fomentar el deporte en el club que presidía en el distrito costero de Alto Verde, cerca de la capital provincial.

   Ese delito —señala fiscales.gob.ar— sería el precedente para el lavado del dinero obtenido ilegalmente que se investiga en esta causa. Superior a 10 millones de pesos, el patrimonio de Villarroel y Flores está integrado por una decena de autos, dos camiones, una embarcación, un tractor, cuatro inmuebles y dinero en efectivo. El fiscal federal señaló que se está frente a "un estado de sospecha relativo al denominado delito de «autolavado»". La causa tiene cuatro imputados: el Zurdo, su compañera y dos miembros de Habitar Negocios Inmobiliarios: el vendedor de autos Jorge Lescano y la corredora inmobiliaria Graciela Bugnon.

A la ruta

El 10 de diciembre pasado fuerzas federales detuvieron al Villarroel en Alto Verde, barrio que era como el patio de su casa. Lo acusaron de conformar una asociación destinada a la venta de drogas que actuaba con paragua policial y transportaba narcóticos desde Formosa hasta Santa Fe.

   Desbaratada la gavilla, el fiscal fue tras los bienes y la ruta del dinero que los había generado. Allí quedaron bajo la lupa Lescano y Bugnon. "Motorizados por el cobro de comisiones, participaron activamente en la gestión comercial para la adquisición, almacenamiento, venta y cobro de distintas operaciones correspondientes a bienes que tuvieron origen en utilidades provenientes del narcotráfico", señaló sobre ambos Rodríguez en la requisitoria citada por fiscales.gob.ar. En ese sentido, recordó que los corredores inmobiliarios tienen la responsabilidad de informar operaciones sospechosas en materia de lavado de activos.

   Al examinar la lista de bienes del Zurdo y su soporte documental, apareció una cupé BMW blanca dominio LQN244 descapotable. La misma en la que fue ejecutado Paz. Paradójicamente, la cupé valuada en 70 mil dólares no está incautada en el marco de la investigación.

Alta gama

El primer rastro del auto de alta gama estuvo en fotos que personal de Inteligencia de Prefectura halló en un galpón del Zurdo en Sauce Viejo. Y si bien la cupé no estaba a su nombre, escuchas telefónicas en el expediente delataron que Villarroel intentó negociar el auto varias veces.

   Al pedir las indagatorias el fiscal remarcó que la "antes de ingresar a la órbita patrimonial de Villarroel, la BMW Z4 estuvo en posesión de Martín Paz, quien había adquirido el auto, con 310 mil pesos en efectivo pero se demoró en retirarlo porque "tenía que ver a nombre de quién lo ponía", según un testigo citado por Rodríguez.

   La cupé quedó a nombre de un empresario metalúrgico de zona sur que en el expediente 913/12 —abierto a partir del crimen de Paz— dijo que había prestado su nombre para que Fantasma le achicara una deuda de 400 mil pesos que mantenía con él. Pero Paz fue asesinado tres días después de retirar el auto.

   Para Rodríguez, ello permite asociar al BMW "con el accionar y pujas de bandas narcocriminales de Rosario". Además, el galpón en el que se halló estacionado el auto pertenece a Villarroel. Sobre ese punto, la Fiscalía hizo hincapié en que el propio Lescano se refirió al vehículo como en el que "mataron a un tipo de una gente de Rosario (...) El coso (sic) de la banda de Los Monos", indicó el portal de los fiscales.

Comentarios