Policiales
Lunes 22 de Mayo de 2017

Juicio a policías por un escandaloso hallazgo de drogas en Santa Fe

Desde hoy juzgan a diez uniformados y un civil por un oscuro procedimiento realizado en torno a un camión con 1.662 kilos de marihuana

Con 75 testigos y 11 acusados, diez de ellos policías, hoy se inicia el juicio oral derivado del hallazgo, en noviembre de 2014, de un camión con 1.662 kilos de marihuana en un descampado de Arroyo Leyes. Se trata de un caso que se intentó presentar como un golpe al narcotráfico y terminó siendo una frustrada puesta en escena que desnudó una red de complicidades policiales.

El juicio comenzará a las 8.30 ante el tribunal conformado por los jueces María Ivón Vella, José María Escobar Cello y Luciano Lauría. Por la acusación estará el fiscal general Martín Suárez Faisal. El juicio se extenderá cerca de un mes. Esta semana hay tres audiencias previstas para hoy, mañana y pasado. Y a partir de la próxima las mismas se sustanciarán jueves y viernes.

En la extensa nómina de testigos están el ex jefe de la policía provincial Omar Odriozola, la entonces secretaria de Delitos Complejos Ana Viglione y el ex titular de Asuntos Internos Néstor Aranda.

Acusados

Entre los acusados están Alejandro Daniel "Aguja" Agüero, quien ocupó diversos cargos en la ex Drogas Peligrosas y el día del hecho revistaba en Personal de la Unidad Regional I de Santa Fe; Cristian Hang, ex jefe de Orden Público de la URI, y Martín Angel Gabriel Díaz, ex jefe de la comisaría 14ª. Los tres están detenidos y a la espera del juicio.

En libertad, imputados de haber fraguado actas de procedimiento, están los sargentos Fabián Manjka y José María Murgia, los suboficiales Matías Zoratti, Claudia Moreira, Mauro Ruóppulo y Luciano Astrain, así como el cabo Iván Papini. El único acusado que no es policía es un conocido personaje de la costa santafesina: Juan Carlos Villalba, un chatarrero conocido como "Chueco" y pariente de Aguja Agüero.

Agüero y Villalba están imputados de haber llevado la droga en un camión container Iveco junto a otras personas que no fueron identificadas esa madrugada lluviosa del 2 de noviembre de 2014. El vehículo, que apareció abandonado en un basural a la vera de la ruta 1 en cerca de Arroyo Leyes, llevaba en un doble fondo la tonelada y media de marihuana que fue hallada tras el llamado de un vecino que llamó al 911 por la sospechosa presencia del camión en un camino rural. Según el expediente, la policía de San José del Rincón inició el procedimiento que terminó con el secuestro de la droga como derivación de ese llamado. Y en el operativo que ahora intentará dilucidar la Justicia no fueron aprehendidos los responsables que huyeron con parte de la carga en otros vehículos que presuntamente también conducían el Villalba y Aguero.

A Hang y Díaz se les imputa el facilitamiento de la fuga de Agüero y Villalba, que previamente habrían sido sorprendidos in fraganti en el lugar del procedimiento. Ambos oficiales también están acusados de haber robado parte de la droga hallada en el camión Mercedes Benz y de haber fraguado un acta para despistar a los investigadores.

Comentarios