Policiales
Jueves 24 de Agosto de 2017

Juicio por narcotráfico: piden investigar por falso testimonio a un comisario

Fue jefe de la seccional de Villa Cañás cuando Carlos Andrés Ascaíni era perseguido por la PSA. La defensa de Tognoli recusó a un juez suplente sin éxito

El comisario Daniel Alfredo Bertrán era jefe de la seccional de Villa Cañás en la época en que el transportista Carlos Andrés Ascaíni, afincado en esa localidad, cayó en la mirada pública y de las fuerzas federales como presunto traficante de drogas. Ese oficial declaró ayer como testigo en el juicio oral que se sigue al propio Ascaíni, al ex jefe de la policía santafesina Hugo Tognoli por brindarle una supuesta protección y a otros 25 acusados ligados a cuatro expedientes unificados. En su testimonio, Bertrán admitió que Ascaíni tuvo un rápido aumento patrimonial pero dijo no poder acreditar que obedeciera a actividades ilíctas. Y aseguró que nunca recibió un llamado de Tognoli, a quien sólo conoce "por las fotos de los diarios".

La declaración de Bertrán fue interrumpida por un incidente planteado por la defensa del ex jefe de la policía santafesina luego de que el juez del tribunal, Ricardo Moisés Vázquez, comenzara a hacerle preguntas que a su criterio minaban la imparcialidad del tribunal. Por ello lo recusó, cuestión que fue rechazada tras un cuarto intermedio (ver aparte). Entonces Bertrán completó su declaración, un confuso pasaje que llevó a la Fiscalía a pedir que se lo investigue por presunto falso testimonio y violación de los deberes de funcionario público.

La jornada concluyó con otros testimonios, aunque sobresalió el de quien fuera titular de la ex Drogas Peligrosas y segundo de Tognoli al frente de la policía, el comisario retirado Cristian Sola, quien brindó precisiones sobre el uso de las claves del Registro de la Propiedad Automotor (RPA) y admitió que tanto Tognoli como el entonces ministro de Seguridad provincial, Leandro Corti, le habían mencionado a Ascaíni como alguien a quien investigar por sus presuntas actividades narco.

Perseguido

La comisaría de Villa Cañás quedó en el centro de la escena en el juicio en el cual hace dos meses se juzgan 27 personas por tráfico y comercialización de drogas. Es que a esa seccional llamó el 25 de noviembre de 2009 Ascaíni para denunciar que dos vehículos lo perseguían. El agente Carlos Quintana lo atendió, salió detrás de esos autos y averiguó que uno de ellos pertenecía a la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), por lo que en también aparece imputado.

Sobre ese incidente fue citado a declarar ayer Bertrán ante los jueces Beatriz Caballero de Barabani, Otmar Paulucci y el suplente Ricardo Vázquez. Actualmente comisario supervisor en Melincué, entre 2009 y 2011 Bertrán fue el jefe de la comisaría 6ª de Villa Cañás.

Cuando la fiscal Adriana Saccone apuntó al llamado de Ascaíni a la seccional, Bertrán respondió: "Si llama cualquier ciudadano el policía tiene la obligación de ir a entrevistarlo". Y dijo no saber "el tiempo que tardaron Quintana y (el cabo) Borsato en llegar adonde estaba el móvil de la PSA, si hablaron, sí ahí hicieron la consulta de la patente. En la comisaría no teníamos la clave" necesaria, indicó.

Según quedó planteado en el juicio, las consultas de patentes en la RPA se hacían por radio a un operador de la Brigada antidrogas de Melincué que tenía la clave anotada en un papel pegado a la computadora.

Al respecto, Bertrán dijo que Quintana le comentó que "había identificado un móvil de la PSA porque lo había llamado Ascaíni" y que el pedido no les resultó extraño: dijo que "varias veces lo siguieron distintas fuerzas que hacían inteligencia" y que por eso el transportista "se presentó en la comisaría varias veces".

"Yo sabía que lo investigaban por comercialización de estupefacientes. Lo seguía el ayudante del fiscal de Pergamino, la PSA, la Fiscalía federal y la de Venado Tuerto", añadió Bertrán, quien ante una pregunta de la fiscal admitió que la gente de Villa Cañás comentaba sobre el "incremento patrimonial" de Ascaíni.

El comisario reconoció que el acusado "tenía camiones, un auto nuevo", pero ante una consulta de la defensa de Ascaíni respondió no tener certeza de que esos bienes provinieran del narcotráfico.

"¿Usted recibió una orden de tratamiento preferencial a Ascaíni?", preguntó a su turno el defensor de Tognoli, Néstor Oroño. "Para nada, a mí nadie me llamó", respondió Bertrán, que no pudo recordar qué cargo ostentaba Tognoli (era jefe provincial de Drogas Peligrosas).

Clamor

Terminado el interrogatorio de fiscales y defensores, el juez suplente Vázquez comenzó a interrogar a Bertrán, leyó una nota (hasta entonces no mencionada por las partes) que le enviara Bertrán al intendente de Villa Cañás, Norberto Gizzi, para explicar los motivos de su renuncia como jefe de la seccional 6ª y en la que dice que "Ascaíni siempre se manejó con impunidad" y quiso saber por qué su renuncia estaba relacionada con el supuesto narco. Todo eso originó un pedido de recusación por parte del abogado Oroño, que consideró imparcial la conducta del juez.

Interrogado por la fiscal Saccone, Bertán continuó su declaración nervioso y confuso, por lo que la presidenta del Tribunal pidió que le leyeran el artículo 18 de la Constitución. Incrédulo, el testigo no entendió por qué le estaban explicando su derecho a no declarar en su contra.

Luego le preguntaron cuál es el protocolo a seguir si alguien denuncia que lo están persiguiendo. "No hay protocolo. Hay que ir a constatar", respondió. "Pido disculpas si fui desprolijo porque en algunas cosas pude haber errado, pero fue sin mala intención", dijo antes de retirarse. Y apenas abandonó el recinto Saccone pidió que se lo investigue por falso testimonio e incumplimiento de sus deberes.

El sucesor

Finalmente declaró Cristian Sola, quien sucedió a Tognoli primero en Drogas y luego al frente de la policía santafesina. El abogado Néstor Oroño quiso saber si había sido usuario de una clave del RPA, lo que le achacan en este juicio a Tognoli. "No. Sólo pedíamos la clave y se las dábamos a los jefes de Brigada que eran los responsables de su uso", dijo el comisario retirado, y agregó que él no podía acceder a esos datos.

"Yo no conocía las claves y los usuarios no nos informaban sobre sus consultas", añadió Sola, para explicar que como jefe de Drogas ordenó que los responsables de cada Brigada manejaran sus investigaciones con los juzgados.

También afirmó haber recibido instrucciones del ex ministro Corti y de Tognoli para investigar a Ascaíni y a Aldo "Totola" Orozco, otro de los acusados. Y negó haber recibido órdenes de Tognoli para brindar tratamiento especial al cañaseño.

Interrogado por Saccone, Sola explicó el organigrama de la ex Drogas Peligrosas y aclaró que no estaba al tanto de las investigaciones que cada Brigada manejaba. "Cuanto menos personas supieran, mejor. Como director sólo preguntaba qué necesitaban para trabajar, pero el responsable de la investigación era el jefe de la Brigada", sostuvo.

Recusación en "una cancha inclinada"

Las intervenciones del juez suplente Ricardo Moisés Vázquez motivaron un enérgico planteo del defensor de Hugo Tognoli, Néstor Oroño, quien recusó al magistrado suplente por no cumplir con la garantía constitucional de su cliente a ser juzgado por un tribunal imparcial e independiente. Además, dijo que planteará nulidades y acudirá a instancias superiores.
   "La forma en que se ha conducido nos revela que ha perdido su calidad de juez imparcial", cuestionó Oroño, y dijo que en base al artículo 8.1 de la Convención Americana de Derechos Humanos los jueces no deberían interrogar en los juicios. "Se tomó atribuciones de un fiscal porque hizo valoraciones sobre la prueba. Eso lo tienen que decir en los alegatos", opinó ante este diario el defensor de Ascaíni, José Nanni. "Estamos jugando con la cancha inclinada. Lo vemos todos los días. Se niegan preguntas a la defensa, se niegan careos y un juez hace preguntas direccionadas", objetó.
   Vázquez, en tanto, replicó que no hubo una "injerencia indebida" de su parte sino que al advertir dos manifestaciones contrarias de un testigo "es lógico que el tribunal intente sacarse la duda". Pidió que se rechace el planteo y el tribunal le dio la razón.


Comentarios