pergamino
Jueves 05 de Enero de 2017

Jóvenes ladrones presos por matar a su cómplice

Un adolescente de 15 años murió de un balazo que recibió por la espalda tras asaltar un comercio en la ciudad de Pergamino junto a dos cómplices que quedaron detenidos por el homicidio. El hecho que trascendió ayer ocurrió la noche del 31 de diciembre en un local de venta de pirotecnia ubicado en esa ciudad ubicada a 110 kilómetros al suroeste de Rosario. Allí los dueños del comercio se encontraban reunidos en familia cuando fueron sorprendidos por tres delincuentes encapuchados que iban en una moto, uno de los cuales bajó armado.

Un adolescente de 15 años murió de un balazo que recibió por la espalda tras asaltar un comercio en la ciudad de Pergamino junto a dos cómplices que quedaron detenidos por el homicidio. El hecho que trascendió ayer ocurrió la noche del 31 de diciembre en un local de venta de pirotecnia ubicado en esa ciudad ubicada a 110 kilómetros al suroeste de Rosario. Allí los dueños del comercio se encontraban reunidos en familia cuando fueron sorprendidos por tres delincuentes encapuchados que iban en una moto, uno de los cuales bajó armado.

El asaltante armado y un segundo cómplice entraron a robar y se pelearon cuerpo a cuerpo con el dueño del local y su primo, mientras que el tercer delincuente permaneció afuera, arriba de la moto.

En medio de los forcejeos hubo varios disparos, tras lo cual los asaltantes huyeron aunque a los pocos metros cayó sin vida uno de ellos, identificado como Marcos Escobar, de 15 años. El adolescente, que no estaba armado, recibió un balazo calibre 9 milímetros por la espalda y "a corta distancia, lo que indicaría que se produjo en medio de la pelea cuerpo a cuerpo entre los dos comerciante y los delincuentes", explicó un pesquisa.

A partir de datos aportados por familiares de Escobar, los investigadores identificaron a los cómplices. El domingo se entregó ante el

fiscal de la causa uno de los acusados, Iván Ludueña, de 19 años, quien asistido por un defensor oficial reconoció haber sido el asaltante armado que forcejeó junto a Escobar con los comerciantes y que efectuó varios disparos.

En tanto, ayer se presentó el abogado particular del otro acusado, Ariel Jaime, de 19 años, y reveló que el joven estaba internado con una herida de bala en un hombro. Indagado por el fiscal, dijo que él se quedó en la moto y uno de los comerciantes realizó varios disparos, uno de los cuales lo hirió.

En ese marco el fiscal imputó a Ludueña y Jaime como coautores de homicidio en ocasión de robo agravado por la participación de un menor en perjuicio de Escobar.

Comentarios