Policiales
Lunes 07 de Agosto de 2017

Internas de la cárcel de mujeres denunciaron lesiones tras una "requisa abusiva"

Habría ocurrido esta tarde y "no hay ninguna explicación" de las autoridades, se quejaron. Reclaman el regreso a la unidad de barrio Refinería de una detenida que fue trasladada sorpresivamente.

Internas de la cárcel de mujeres de Ingeniero Thedy al 300 denunciaron haber sido víctimas esta tarde de una requisa abusiva, que habría resultado con varias detenidas con lesiones. El reclamo llega días después de que se denunciara una "violenta represión" en el marco de una refriega, que derivó en traslados sorpresivos.
Desde el Ministerio de Seguridad afirmaron que el procedimiento quedó registrado en filmaciones y confirmaron el traslado de una interna debido a "comportamiento agresivo y amenazas".
"Las chicas están cortadas, están golpeadas, y no hay ninguna explicación", dijeron familiares y amigas de las detenidas de la Unidad Penitenciaria Nº5, además de señalar que los uniformados ingresaron "con la excusa de una requisa a romper todo y pegarles a las chicas".
El episodio habría ocurrido aproximadamente a las 14 y fue denunciado al Ministerio de la Acusación, por lo que será llevado adelante por la fiscal especial de Violencia y Corrupción Institucional, Karina Bartocci. La denuncia apunta a efectivos del Grupo de Operaciones Especiales Penitenciarias (Goep).
Una interna sostuvo que "es la segunda vez" que ocurre un hecho similar en pocos días. "Nos falta una compañera, queremos que la traigan porque va a ser un desastre esto", dijeron al referirse a un traslado.
Al conocerse la denuncia, miembros de la secretaría de Derechos Humanos se hicieron presentes en la Unidad Nº5, pero afirmaron que les negaron el ingreso. También acudieron familiares y amigas de las internas, abogados e integrantes de la ONG Mujeres tras las Rejas.
Por su parte, desde el Ministerio de Seguridad se emitió un comunicado en el que señalaron que hoy "se procedió a realizar el traslado de una interna alojada en el Instituto de Recuperación de Mujeres Unidad Nº 5 hacia la Unidad Penitenciar Nº4 ubicada en la ciudad de Santa Fe, dado que la misma presentaba un comportamiento agresivo y de amenazas hacia el personal penitenciario" intentando provocar "inestabilidad en el penal".
Argumentaron que la requisa se efectuó luego de que cámaras de vigilancia registraran "en los últimos días comportamientos inusuales de las internas". Secuestraron teléfonos celulares y "elementos considerados de peligrosidad".
"Durante la misma, varias internas ocasionaron destrozos en la Unidad Penal, sobre todo en el área educativa con rotura de ventanas, mapas escolares y mampostería, por lo que la fiscal María de los Ángeles Granato inició una causa penal por los daños producidos por las internas", indicaron.
El procedimiento se realizó con el apoyo del Grupo Especial de Operaciones Penitenciarias y "en el momento de la requisa no se encontraban presentes ni las internas embarazadas ni las internas con sus hijos menores de edad", afirmaron, además de destacar que personal de la Defensoría Provincial indicó que no se registraron lesionados ni heridos.
Finalmente, manifestaron que "todo el procedimiento de requisa quedó registrado en filmaciones y cámaras GoPro que llevaba el personal".
De acuerdo con una denuncia anterior que radicaron abogados de detenidas, en la noche del pasado miércoles 26 las reclusas sufrieron una "violenta represión".

Comentarios