Policiales
Viernes 01 de Septiembre de 2017

Interceptaron en Venado Tuerto un camión con 700 kilos de cocaína

Fue la madrugada de ayer en la ruta nacional 8. El vehículo viajaba de Orán a Buenos Aires y sólo quedó detenido su conductor

Poco después de las 2 de la mañana de ayer, efectivos del Área de Investigaciones de Gendarmería Nacional apostados sobre la ruta nacional 8 detuvieron la marcha de un camión grúa en inmediaciones del peaje ubicado a 10 kilómetros de Venado Tuerto, en el departamento General López del sur santafesino. El vehículo era conducido por un vecino de la localidad salteña de Embarcación cuyaidentidad no trascendió, quien quedó detenido después de que los gendarmes notaran un doble fondo en la plataforma donde se llevan los autos siniestrados y tras quitar una tapa, diseñada a lo ancho del cajón, hallaron 800 panes de cocaína que pesaron 700 kilos.

La carga, según fuentes de la pesquisa, era esperada en el Gran Buenos Aires y por eso el juzgado Federal de Orán requirió a personal de Investigaciones de la fuerza nacional que colocará puestos de barrido vehicular a lo largo de la ruta 8 en los límites de las provincias de Córdoba y Santa Fe. Tras este operativo se ordenaron diez allanamientos en la provincia de Salta, cuyo resultado anoche aún no se conocía con precisión.

Desde hace varios meses el juzgado Federal de Orán tiene abierto un expediente que investiga "una organización criminal dedicada al transporte y comercialización de estupefacientes" hacia el centro del país, según se precisó ayer. El expediente fue abierto en abril pasado y se nutrió con interceptaciones telefónicas sobre más de una docena de personas sospechadas de integrar el clan delictivo. Los investigadores, que optaron por la cautela y dialogaron con este diario en estricto off, confiaron que el camión interceptado había sido acondicionado en un depósito de la localidad de Embarcación, en el departamento General José de San Martín, ubicada a 400 kilómetros al noreste de la ciudad de Salta . Y también manifestaron que la cocaína incautada había ingresado al país por vía aérea.

De Orán al sur

El juez Federal de Orán, Jorge Gustavo Montoya, es quien está a cargo de la investigación. El martes pasado el magistrado ordenó a efectivos de Gendarmería la realización de cinco allanamientos en los barrios Estación y San Expedito, ambos en la ciudad Orán, donde se incautaron 138 kilos de cocaína y fueron detenidas cinco personas que serían parte de la banda que mandó el cargamento hacia Buenos Aires y que fue interceptado en Venado Tuerto.

La información suministrada sobre esos operativos indicaba que la gavilla atacada por los gendarmes había logrado traficar una carga de cocaína meses atrás hacia el centro y sur del país.

La droga, en todos los casos, era ingresada a través de la frontera con Bolivia, por el paso de Aguas Blancas o por avionetas. Pero ninguna de las fuentes consultadas confirmó ni negó que el camión interceptado en el sur santafesino sea parte de la logística de la banda desarticulada el martes en Orán.

Pero horas después de aquel operativo el juez Montoya, a requerimiento del fiscal federal José Luis Bruno, ofició a Gendarmería para que "desplegara equipos de trabajo conformados por personal de Investigaciones desplazándose de forma estratégica sobre puntos ubicados a lo largo de la ruta nacional 8" que une el norte del Gran Buenos Aires con la ciudad de Villa Mercedes, en San Luis, pasando por el sur santafesino y cordobés.

En uno de esos barridos vehiculares, en el kilómetro 381 de la ruta 8 y muy cerca del peaje ubicado entre las localidades de Maggiolo y Venado Tuerto, los uniformados detuvieron el paso de un camión Ford Cargo patente AA 089PH que tiene una plancha de auxilio mecánico. El vehículo provenía de la localidad de Orán y tenía como destino la provincia de Buenos Aires, aunque no trasladaba ningún auto averiado.

Un chapón sospechoso

La información oficial respecto al operativo, récord para la provincia en lo que va del año y uno de los más significativos de su historia, no abundó. Extraoficialmente se indicó que el camión estaba siendo monitoreado por Gendarmería Nacional desde su paso por la localidad cordobesa de La Carlota, sobre la ruta nacional 8 y a 120 kilómetros del peaje. También se mencionó que era escoltado por dos vehículos de apoyo, pero nada se precisó respecto a ese dato y mucho menos si los mismos pudieron ser localizados.

En diálogo con distintos medios de prensa, aunque guardando las reservas del caso, el comandante de la Región VIII de Gendarmería Nacional, Claudio Brilloni, se refirió al operativo sólo para brindar datos duros: "Hay un solo detenido y hay una investigación en curso bajo secreto de sumario. Es el cargamento de droga más importante que secuestramos desde que estoy en el cargo, desde septiembre del año pasado. Son unos 800 paquetes de un peso estimado en un kilo cada uno". Y agregó: "El camión provenía de la localidad de Orán (Salta) y oculto en la carrocería transportaba la cocaína. Hay una investigación en curso con secreto de sumario", explicó.

Una camioneta adelante

Las fuentes consultadas indicaron que previo al paso del Ford Cargo por la ruta 8 se detectó el paso de una camioneta cuyos datos se preservan para no entorpecer la pesquisa y que habría oficiado de "puntero", como se denominada al vehículo que antecede al de la carga y cuyos ocupantes van observando que no haya controles policiales a la vista. Una hora y 45 minutos más tarde, el camión Ford Cargo fue detenido en el retén de Gendarmería, en el kilómetro 381 de la ruta.

Al ser revisado el vehículo pesado, los gendarmes pusieron particular atención en la carrocería. Así notaron que las soldaduras del piso del carretón eran recientes y que el mismo tenía un planchón visiblemente sobre elevado. Fue entonces que barretearon la parte trasera del piso y se toparon con una tapa similar a la de un cajón. Al caer esa tapa, que en su interior estaba revestida en grasa para vehículos para despistar el olfato de los perros rastreadores, encontraron prolijamente apilados como libros los 800 ladrillos de cocaína. Buena parte de ellos tenían en su frente la imagen de un águila. Al ser descubierta la droga se solicitaron refuerzos a la primera sección del Escuadrón Santa Fe.

Mientras los gendarmes pesaban los panes de cocaína en el destacamento que la fuerza tiene sobre la ruta 8, en Venado Tuerto, el juez Montoya ordenaba al menos diez allanamientos en domicilios de la ciudad de Salta capital, Salvador Mazza, Tartagal y Embarcación. El resultado de esos operativos no fue informado hasta el cierre de esta edición.

acomodados. El camión llevaba 800 paquetes en un doble fondo.

Comentarios