la plata
Lunes 03 de Octubre de 2016

Ingresan a robar en una casa y matan de un balazo a una mujer

Una mujer de 49 años fue asesinada de un balazo en el pecho por uno de los tres delincuentes que entraron a robar a su casa de la localidad bonaerense de Melchor Romero, partido de La Plata. Fuentes policiales y judiciales confirmaron que el hecho ocurrió ayer a la mañana e identificaron a la víctima como Marcela Fabiana Ayala, quien trabajaba como telefonista en el Hospital Alejandro Korn de dicha localidad platense, como secretaria de un centro médico privado y también atendía un quiosco de la familia.

Una mujer de 49 años fue asesinada de un balazo en el pecho por uno de los tres delincuentes que entraron a robar a su casa de la localidad bonaerense de Melchor Romero, partido de La Plata. Fuentes policiales y judiciales confirmaron que el hecho ocurrió ayer a la mañana e identificaron a la víctima como Marcela Fabiana Ayala, quien trabajaba como telefonista en el Hospital Alejandro Korn de dicha localidad platense, como secretaria de un centro médico privado y también atendía un quiosco de la familia.

Según las fuentes, el hecho ocurrió entre las 5 y las 6 de ayer en una casa de dos plantas de Melchor Romero donde la mujer, separada y madre de dos hijos mayores de edad, residía sola. Juan, ex marido de Marcela, relató que la mujer habitualmente cuidaba de una nieta suya que no se encontraba con ella al momento del crimen.

Pasillo. De acuerdo a lo que la policía le comentó al hombre, la víctima descansaba en su dormitorio de la planta alta cuando tres delincuentes ingresaron a la vivienda por un lavadero de autos lindero que cuenta con un pasillo largo y angosto. Las sospechas apuntan a que los ladrones primero revolvieron todo en la planta baja en busca de dinero y otros objetos de valor, y que Ayala escuchó los ruidos y entonces decidió salir de su habitación para ver qué ocurría.

En esas circunstancias se presume que la mujer se topó con uno de los delincuentes que subía por las escaleras hacia la planta alta y que al verla le disparó directamente, sin que ella se resistiera. "Cayó muerta a la salida de su habitación", indicó Juan, quien reside a unas dos cuadras de la escena del crimen.

Tras el disparo los delincuentes huyeron por los fondos de la vivienda mientras un vecino llamaba a la policía. Cuando los efectivos arribaron a la vivienda encontraron a la mujer muerta sobre un charco de sangre y un gran desorden. En la casa se detectó la falta de algunos valores como un teléfono celular y una computadora portátil y en el patio se recuperó una mochila cargada con otros objetos que se cree que los ladrones descartaron en su huida.

En la escena del crimen se levantaron huellas que permitieron reconstruir parte de la secuencia y una vaina calibre 22 muy cerca de donde yacía el cadáver.

El crimen de esta mujer generó consternación en el barrio, donde la víctima era conocida como una persona muy trabajadora. Asimismo, algunos vecinos se quejaron de la cantidad de robos ocurridos últimamente en ese barrio e indicaron que es muy común que los ladrones se movilicen en motos y cometan entraderas.

Comentarios