Policiales
Lunes 03 de Julio de 2017

Inesperada declaración de una víctima

"Antes que nada me parece una situación incómoda que el Estado no le brinde una vivienda digna a una persona". Así arrancó la declaración de J.M., un hombre que fue víctima de un robo de una bicicleta el 27 de octubre pasado en Lavalle y Rueda y que, al declarar en el juicio oral por ese asalto, brindó un testimonio fuera de todo molde.

"Antes que nada me parece una situación incómoda que el Estado no le brinde una vivienda digna a una persona". Así arrancó la declaración de J.M., un hombre que fue víctima de un robo de una bicicleta el 27 de octubre pasado en Lavalle y Rueda y que, al declarar en el juicio oral por ese asalto, brindó un testimonio fuera de todo molde.

El hombre de 32 años, un vendedor de maderas actualmente desocupado, se mostró tan reticente a declarar que fue incapaz de recordar detalle alguno sobre el hecho. El robo ocurrió cuando iba en una bicicleta playera de su hermana y se la sustrajeron dos sujetos que le robaron 50 pesos y lo golpearon. El ciclista alertó a unos gendarmes que circulaban por el barrio, los asaltantes fueron apresados y él recuperó sus cosas.

Citado al juicio, J.M. respondió con un lacónico "no recuerdo" a todas las preguntas del fiscal. Tampoco reconoció si eran suyas las firmas de las actas (sólo admitió que era parecidas). Cuestionó que "el Estado no brinde vivienda digna" a personas como los imputados. Pero la jueza Hebe Marcogliese le aclaró que debía limitarse a responder preguntas.

Ya sobre el final del interrogatorio el defensor Gonzalo Armas le preguntó: "¿Usted tiene algún rencor con Peralta y Salcedo?". Recién entonces el testigo respondió con entusiasmo: "Para nada su señoría, los considero víctimas del sistema". Fue lo último que dijo antes de retirarse de la sala donde, días más tarde, los acusados terminarían condenados.

Comentarios