Policiales
Viernes 07 de Abril de 2017

Indicios sobre el cadáver hallado entre malezas en barrio Las Flores

Los pesquisas tienen la sospecha de que puede ser una joven de 22 años cuyo paradero se desconoce desde el 22 de febrero pasado

El lunes pasado, en medio de las malezas y junto a un pozo de poca profundidad, fue hallado en forma casual en los límites del barrio Las Flores un cráneo calcinado y los miembros inferiores de un cuerpo que, por su avanzado estado de putrefacción, no se logró comprobar en el momento si correspondía a una mujer o a un hombre. Ante eso, se enviaron los restos al Instituto Médico Legal (IML) para su identificación y determinar, si es posible, la forma en que encontró la muerte ya que a primera vista parecía que el cráneo presentaba un par de orificios que serían producto de balas.

Familiares

En la semana, según trascendió, se habrían presentado en la Fiscalía Regional familiares de una joven vecina del barrio cuyo paradero se desconoce desde el 10 de febrero y que, a pesar de ser intensamente buscada, nunca fue localizada.

La noche del lunes una llamada a la Central de Emergencias del 911 informó que en la banquina este de la autopista Rosario-Buenos Aires, a la altura del barrio Las Flores, más exactamente en una zanja paralela a Clavel al 7200, se encontraron restos óseos de una persona en un pozo de poca profundidad y rodeado de malezas.

Al llegar al lugar agentes del Gabinete Criminalístico de la Policía de Investigaciones (PDI) realizó un análisis primario y la fiscal Mariana Prunotto dispuso el traslado de los restos al IML para su análisis, posible identificación y establecimiento de los móviles de la muerte.

El caso fue tomado luego por el fiscal Luis Schiappa Pietra quien ordenó distintas pruebas tendientes a probar la identidad. Para eso los familiares de la joven desaparecida en febrero se habrían realizado los exámenes de ADN cuyos resultados podrían tardar unos días y de esa manera cotejarlos para tener la certeza buscada.

Los familiares de la supuesta víctima, que son de la zona sur, dieron datos de los últimos días en que tuvieron conocimiento de los pasos de la joven mujer que tenía problemas de adicción a las drogas.

Sospechas

El 22 de febrero pasado, diez días después de su desaparición, el Ministerio Público de la Acusación solicitó ayuda para dar con el paradero de Mariela Nerea B., una joven de 22 años y dieron como características físicas que "mide 1.60 metro, es delgada y de tez trigueña, tiene el cabello negro y largo hasta los hombros y un tatuaje en el brazo derecho que dice madre".

La búsqueda de paradero señaló que "fue vista por última vez el 10 de febrero en su domicilio del barrio Roque Sanez Peña en la zona sur rosarina" y se pidió que cualquier dato sea suministrado a la Fiscalía. El aviso de búsqueda aún está vigente y las informaciones se reciben en los teléfonos 4721898/99 interno 110 o en la Fiscalía Regional, en Montevideo 1968.

Comentarios