Policiales
Jueves 11 de Mayo de 2017

Imputaron a una joven por el crimen a puñaladas de una adolescente

La acusada tiene 19 años y la víctima tenía sólo 16. El ataque, ocurrido la tarde del sábado, habría contado con el apoyo de varios menores de edad.

Con abucheos de "asesina, asesina" y gritos que pedían "que te echen del pueblo", una multitud recibió ayer a la tarde en los Tribunales de Reconquista a la acusada por el crimen de Leila Aldana Roulin, la menor de 16 años asesinada a puñaladas el sábado último en Romang, una pequeña localidad del departamento San Javier donde residen unos 9 mil habitantes y que se erige a unos 420 kilómetros al norte de Rosario. La imputada, Damaris Priscila Zacarías, de 19 años, habría contado con la ayuda de un grupo de menores de entre 10 y 12 años para perpetrar el brutal ataque que conmociona al norte santafesino.

Familiares, amigos y vecinos de Leila esperaron con carteles la llegada de la acusada que ingresó esposada, con el rostro cubierto y una fuerte custodia policial a la sala de audiencias donde el fiscal Rubén Martínez acusó a Zacarías por homicidio simple y el juez Ireneo Berzano le impuso la prisión preventiva sin plazo. "El caso está resuelto y no hay dudas de quién mató a la adolescente", dijo el representante del Ministerio Público de la Acusación.

Menores en la mira

La Justicia investiga ahora el rol que cumplieron otros menores, de entre 10 y 12 años, quienes según testigos habrían participado del episodio que finalizó con la muerte de Leila. Al menos dos de esos chicos ya estarían identificados aunque la acusación principal recae por ahora en Zacarías, a quien se le podría sumar el agravante de la participación de los menores en la comisión del delito. Además, el fiscal entiende que "existe peligro de fuga y la posibilidad de entorpecimiento judicial", por lo cual pidió que la joven continúe detenida hasta el juicio.

Sorprendida

Según la investigación y a partir del testimonio de una amiga de la víctima, Leila fue sorprendida por un grupo de chicos cuando salía de una peluquería. Esos menores la redujeron y la retuvieron hasta que apareció en escena Zacarías, con quien supuestamente mantenía viejas diferencias, y ésta con un cuchillo le provocó cortes en la cara, el cuero cabelludo y el tórax generándole una hemorragia pulmonar letal. La adolescente murió camino al hospital de Reconquista.

"Para mi este es un crimen resuelto. No hay dudas de quién es la autora del hecho", dijo el fiscal. Y añadió: "Ahora hay que considerar si hubo premeditación, algo que creemos que fue así ya que la agresora fue al lugar armada y con la intención de matar". El funcionario también señaló que se le dará intervención al juez de Menores para que investigue el desempeño de quienes colaboraron en el hecho "que, según se pudo probar, colocaron a la víctima en estado de indefensión, con lo cual podría agravarse la imputación".

Además dispuso medidas de protección para la familia de la acusada debido a que los investigadores tienen versiones de que existieron amenazas de atentar contra ellos e incluso de incendiar su vivienda para que tengan que irse de la localidad.

Mientras en Reconquista se llevaba a cabo la audiencia imputativa, en Romang hubo una marcha que comenzó en el barrio Obrero y llegó hasta la comisaría, donde fue recibida por el jefe de la repartición. Los manifestantes expresaron su preocupación y entregaron un petitorio en el que exigieron que la familia de la agresora sea desalojada del pueblo.

Ayer ese pedido se replicó frente a los Tribunales de Reconquista, donde la policía dispuso un fuerte operativo para el ingreso y egreso de la acusada con el fin de prevenir incidentes con allegados a la víctima que se trasladaron desde Romang en colectivos y autos particulares.

Para el defensor de Zacarías, Raúl Elías, "este es un caso muy particular y especial por las personas involucradas. Tanto la chica fallecida como la presunta asesina son de muy corta edad. Entonces se presenta una situación que debemos comenzar a desentrañar para saber qué es lo que sucedió realmente y si los hechos fueron como se están narrando por estas horas". El abogado señaló que ayer recién tomó contacto con la causa y que aún no tuvo oportunidad de dialogar con la imputada para conocer en profundidad su versión.

víctima. Una de las últimas selfies de Leila Aldana Roulin, de 16 años.

"Para mí este es un

crimen que ya está

esclarecido" dijo el fiscal tras la realización de la audiencia imputativa

Comentarios