Policiales
Miércoles 17 de Mayo de 2017

Imputaron a un hombre que asesinó a un tío al término del clásico

Un hombre de 39 años fue imputado ayer del asesinato de su tío en un incidente desencadenado al término del clásico del fútbol rosarino del domingo último en el barrio Ludueña.

Un hombre de 39 años fue imputado ayer del asesinato de su tío en un incidente desencadenado al término del clásico del fútbol rosarino del domingo último en el barrio Ludueña. Se trata de Walter Daniel L., un hincha de Newell's acusado de haberle disparado a Alcides Verón y a la hija de éste, simpatizantes de Central, por haberlo cargado a raíz del resultado.

El sospechoso fue imputado de dos hechos de homicidio, uno en grado de tentativa ya que la hija de la víctima sufrió una herida en el cuero cabelludo, y de portación ilegítima de arma de fuego. Fuentes judiciales indicaron que el acusado se abstuvo de declarar mientras que el juez Juan José Donnola le dictó prisión preventiva por el plazo de ley que prevé un máximo de dos años. En tanto, al cierre de esta edición aún no había aparecido el arma homicida, al parecer una carabina calibre 22.

Cargadas

El crimen ocurrió cerca de las 17 del domingo en pasaje Gandhi al 5800 donde vive Walter L. con su esposa y al menos un hijo adolescente. Según los voceros consultados las cargadas entre esta familia y los Verón, domiciliados a la vuelta en Solís al 300 bis, habían empezado antes de que terminara al partido. Incluso hubo cargadas cuando Newell's hizo el gol, pero minutos después cuando Central metió el tercero Verón y su hija fueron hasta la casa de los L.

"Entonces el acusado sacó una carabina y les disparó", contó un portavoz judicial. Verón fue herido en la axila y su hija en el cuero cabelludo. Ambos fueron llevados al Hospital Centenario donde el hombre de 44 años murió.

La información sobre el hecho se presentó confusa desde el inicio, ya que un hijo del acusado entregó a la policía un rifle de aire comprimido y asumió la autoría de los tiros. Sin embargo, hubo testigos que apuntaron contra el padre del adolescente. "La esposa del sospechoso contó, con ciertas lagunas, que su marido tenía una carabina y que se fue para el patio de la casa", refirió el portavoz, y agregó que el arma hasta anoche no había sido encontrada.

En una audiencia que se demoró varias horas por falta de defensores públicos, L. fue imputado ayer pasado al mediodía. El sobrino de la víctima se abstuvo de declarar. El Adrián Spelta detalló la acusación y esgrimió las evidencias que tiene hasta el momento, algunas de las cuales fueron objetadas por el defensor Hernán Soto, que entre otras cosas pidió la nulidad del testimonio tomado a la esposa del acusado.

El fiscal pidió prisión preventiva por el plazo de ley y la defensa solicitó que la medida no supere los 60 días. Además el defensor pidió mantener la custodia policial para que la familia L. pueda retirar los efectos personales.

Donnola rechazó esos requerimientos de la defensa, aceptó los cargos presentados por Spelta y ordenó que Walter L. quede en prisión preventiva por el plazo de ley.

Comentarios