Policiales
Viernes 28 de Julio de 2017

Imputaron cuatro delitos al hijo de un policía asesinado en Santa Fe

Lucas Scarfone, de 21 años e hijastro del suboficial Pablo Cejas (asesinado a balazos la noche del lunes 17 de julio pasado en el barrio Villa Yapeyú de la ciudad de Santa Fe), fue imputado ayer en los Tribunales de la capital provincial tras haber sido detenido el martes en compañía de otro joven con dos bombas Molotov en su poder.

Lucas Scarfone, de 21 años e hijastro del suboficial Pablo Cejas (asesinado a balazos la noche del lunes 17 de julio pasado en el barrio Villa Yapeyú de la ciudad de Santa Fe), fue imputado ayer en los Tribunales de la capital provincial tras haber sido detenido el martes en compañía de otro joven con dos bombas Molotov en su poder.

Además de ese hecho, la fiscal María Laura Martí le atribuyó otros tres delitos, entre ellos uno registrado el pasado mes de mayo cuando el joven fue denunciado junto a su padrastro por haber baleado una vivienda en la zona norte de la ciudad de Santa Fe.

Así las cosas, Scarfone fue imputado por el episodio ocurrido el pasado 25 de julio cuando en pasaje Carranza al 9500 fue detenido con dos bombas Molotov. La fiscal declaró que ese día fue a tirar cascotes contra una vivienda en la que reside Carina Soledad M., de 28 años, quien dio aviso del episodio al Comando Radioeléctrico.

Tiros contra una casa

Cuando los móviles arribaron al lugar sorprendieron a Scarfone y a Fernando Ariel I., de 18 años, con las bombas incendiarias en sus manos y dirigiéndose a la misma casa, donde amenazó a uno de sus ocupantes. En ese marco la fiscal pidió que el muchacho sea imputado por daños, amenazas calificadas y tenencia de explosivos.

Asimismo, la funcionaria del Ministerio Público de la Acusación acusó a Scarfone de haber baleado una vivienda de calle José Doldán al 5800, en el barrio Nuevo Horizonte del extremo noreste de la capital provincial. Según Martí, ese día el hoy imputado y su padrastro, el asesinado suboficial Cejas, se dirigieron en moto hasta una vivienda en la que viviría un soldadito narco apodado "Gastoncito" y allí descerrajaron cuatro tiros.

El peritaje reveló que los impactos de bala fueron con un arma de fuego tipo calibre 9 milímetros lo cual genera sospechas en torno a si fue con el arma reglamentaria del efectivo que terminó abatido a tiros el pasado 17 de julio en Neuquén al 6400,en el barrio Villa Yapeyú en un episodio que primero se vinculó con las denuncias que el uniformado hizo en los últimos años por los vínculos entre narcos y la policía santafesina; y cuya investigación ahora parece encaminarse más a temas personales del policía con los dealers y soldaditos del barrio.

Tras la audiencia de ayer en la cual Scarfone fue imputado, mañana se reanudará la sesión en la que se determinará la prisión preventiva o la libertad del muchacho.

Comentarios