Facebook
Domingo 13 de Agosto de 2017

Imputan y liberan al joven que quiso vender poderosas armas por Facebook

Le imputaron tenencia indebida de armamento, ya que la venta no pudo concretarse. La Fiscalía quiere saber cómo llegó a sus manos ese material.

Marcelo Nahuel A., el hombre de 23 años detenido el jueves por la noche tras pactar con policías encubiertos la venta de dos armas largas de guerra que había ofertado por Facebook, fue liberado ayer tras la audiencia en la que se le imputó la tenencia indebida del armamento. El fiscal de Flagrancia César Cabrera le había imputado la tenencia ilegítima de arma de guerra y pedido prisión preventiva por 30 días. Pero la jueza de garantías Hebe de Marcogliese entendió, tal lo solicitado por el defensor Ignacio Carbone, que el imputado debía continuar el proceso en libertad por dos motivos: no tiene antecedentes y afronta una mínima pena en y, por otra parte, tiene trabajo en blanco, familia, arraigo y no es una amenaza para la investigación.

Tal vez la imputación del delito de "la tenencia indebida del arma de guerra" pueda sonar a poco teniéndose en cuenta que el imputado fue detenido ofertando en la red social una escopeta a repetición calibre 12/70 y una pistola ametralladora FMK3, similar a la utilizadas por las fuerzas de seguridad. Pero en la audiencia se sugirió, y luego explicaron fuentes judiciales, que no se le pudo achacar la venta de las armas por una cuestión técnica. "Como los policías fingieron ser clientes y le plantearon «una trampa» no se puede imputar la venta. Para una acusación así se debió haber monitoreado que el imputado le vendiese las armas a otra persona que lo hubiera contactado sin tenderle una treta. La generación de un «cliente trucho» por parte de la policía frustra una imputación por la venta de armas", explicó la fuente consultada.

Maneje

El jueves por la noche personal de la División Judiciales de la policía rosarina detuvo en San Martín y Uriburu a un hombre con el que efectivos que estaban trabajando como encubiertos habían pactado la venta de dos armas de guerra: una escopeta a repetición marca Maverick calibre 12.70 y una pistola ametralladora FMK3, similar a las de las fuerzas de seguridad.

Las armas habían sido ofertadas en uno de los perfiles de Facebook denominados "Manejes de pilchas y viseras", que se ganaron un lugar en los últimos tiempos como portales gratuitos donde cientos de personas ofrecen desde indumentaria hasta autos, motos y también armas de fuego.

El combo convenido por el oferente y sus compradores era de 25 mil pesos por las dos armas. En la audiencia se conoció que la hora fijada para el encuentro se debió a que Marcelo Nahuel trabaja como albañil en blanco en una empresa de construcción y pautó la cita una vez que salió de trabajar. Al encuentro fue con su concubina y sus dos hijas de cinco meses y 3 años. Al llegar al sitio pautado vía Whastapp, los efectivos de Judiciales lo detuvieron y del interior del auto secuestraron la escopeta de 25 centímetros de caño y la pistola ametralladora.

Ruta

En la audiencia el fiscal Cabrera indicó que, según las pericias de los expertos balísticos la escopeta Maverick, con numeración visible, estaba apta para el disparo. No así la pistola ametralladora, que tenía dañado el sistema de disparo. Tras imputarle Cabrera la tenencia de las armas y no encontrar oposición en la defensa en cuanto a la calificación del delito, el fiscal pidió 30 días de prisión preventiva para el acusado. Fundamentó su requerimiento en continuar investigando la rutas de las armas.

"En cinco días el imputado ofertó por la red social Facebook tres armas: una pistola calibre 22 con silenciador, una escopeta a repetición y una pistola ametralladora. Queremos investigar quién, o quienes, son los que le suministran esas armas porque creemos que el imputado es el medio que se utiliza para incorporar esas armas al mercado ilegal. Queremos saber sobre quién es el que provee esas armas", indicó Cabrera.

"En todo momento los que se contactaron para comprar las armas le dejaron claro al oferente que era para cometer ilícitos", explicó el fiscal. Y también basó su pedido en que la pena en expectativa (de 2 a 6 años) tiene una máxima de cumplimiento efectivo.

Convulsiones

Ignacio Carbone se opuso a la medida cautelar y pidió la libertad de su asistido. En favor del mencionado indicó que el hombre no tiene antecedentes, cuenta con una familia, tiene residencia en un barrio de la zona norte de la ciudad y trabajo en blanco. También ofreció informes médicos que acreditarían que Marcelo Nahuel A. padece secuelas de un accidente de tránsito "que hace que sufra convulsiones", explicó el letrado. Y, jugando al límite y aprovechando al máximo la coyuntura, expresó: "Quiero dejar expresada una reserva porque noto que existió una intervención irregular, sin autorización de un juez, en la red social de mi asistido. Las redes sociales son compatibles con un correo privado o un teléfono y se pudo haber vulnerado la privacidad de mi cliente".

Llamada a resolver la jueza le dio la derecha a la defensa. "No veo en que pueda afectar a la investigación que el acusado sea privado de su libertad", expresó Marcogliese. Y tras valorar que el mínimo de la pena en expectativa es de cumplimiento condicional, que el hombre no tiene antecedentes y sí trabajo en blanco, familia, arraigo y no es una amenaza para la investigación, dictó su liberación.

Traspaso

El expediente judicial pasará de manos del fiscal Cabrera a Lucas Altare, su par de Investigación y Juicio, con competencia en delitos vinculados con cibercrimen y armas de fuego. Vale destacar que esta causa fue iniciada por el fiscal Fernando Rodrigo, quien el viernes fue licenciado y separado de las causas que manejaba después de ser denunciado por ordenar intervenciones telefónicas ilegales al celular de una ex novia, compañera de trabajo, que se desempeña como pasante en la Fiscalía Regional.


Comentarios