Policiales
Martes 10 de Octubre de 2017

Imputan a cuatro jóvenes como coautores de un asesinato en una fiesta

Cabrera fue asesinado minutos después de las 19 del sábado último cuando entre cinco y siete personas ingresaron armadas a una vivienda de Independencia al 1600 donde el muchacho de 30 años participaba de un festejo familiar.

Cuatro jóvenes fueron imputados ayer como coautores del crimen de Carlos Fabián Cabrera, asesinado la tarde del sábado en Arroyo Seco por un grupo de personas que irrumpieron armadas en una celebración familiar. En una audiencia realizada ayer a la tarde en Tribunales, el fiscal de Homicidios Pablo Pinto les atribuyó el hecho y el juez penal Juan Andrés Donnola les dictó prisión preventiva por el plazo legal.

Cabrera fue asesinado minutos después de las 19 del sábado último cuando entre cinco y siete personas ingresaron armadas a una vivienda de Independencia al 1600 donde el muchacho de 30 años participaba de un festejo familiar.

Algunos vecinos que lo conocían indicaron a este diario que "era un laburante y no andaba en nada raro", por lo cual no descartaron que no haya sido el blanco del mortal ataque. En ese sentido, si bien fuentes allegadas a la investigación indicaron que la motivación de la agresión sería un problema de "vieja data" entre los agresores y la víctima, los testimonios recabados por este diario deslizaron que el blanco de la venganza sería, en realidad, un familiar del muchacho asesinado.

Lo cierto es que momentos después de perpetrado el violento episodio, y a partir de una serie de averiguaciones y descripciones aportadas por las víctimas, se logró la detención de cuatro sospechosos que según fuentes de la pesquisa serían parte de una gavilla de la zona conocida como "Los Picudos".

Según sostuvieron algunos vecinos consultados por este diario, se trata de una banda a la que se le atribuyen robos y otro tipo de delitos.

Los detenidos fueron identificados como Emiliano Z., de 20 años; Ezequiel Z., de 27; Marcelo B., de 23, y Alejandro M., de 20. Los cuatro fueron imputados ayer a la tarde en Tribunales por el fiscal Pinto, que les atribuyó el delito de homicidio agravado por el uso de arma de fuego en calidad de coautores.

En ese marco, el fiscal pidió que los cuatro sospechosos quedaran con prisión preventiva sin plazos y el juez Juan Andrés Donnola le dictó esa medida cautelar que podrá extenderse hasta dos años, según los plazos legales vigentes

Comentarios