Policiales
Lunes 11 de Septiembre de 2017

Imputado de matar a una quiosquera afirmó ser inocente

Jonatan Nahuel B. quedó con prisión preventiva hasta el 6 de octubre acusado del crimen de Daiana Jiménez, ocurrido el viernes a la noche.

Un joven de 26 años fue imputado ayer del crimen de Daiana Débora Jiménez, de 19, ocurrido el viernes en el barrio Gráfico. Se trata de Jonatan Nahuel B., quien quedó con prisión preventiva hasta el 6 de octubre y dijo que a la hora del crimen cenaba en su casa con su familia. En ese marco su mujer afirmó que "lo están engarronando" porque se abrió de un pasado narco y reveló que el sábado le quemaron su precaria casa y debieron dejar el barrio.

El fiscal de Homicidios Florentino Malaponte —reemplazando a Rafael Coria— expuso que el crimen ocurrió el viernes a las 22.20 cuando Jonatan se presentó con Alfredo S. (otro sospechoso luego liberado) en un quiosco de Magaldi 8700 y tras ser atendido por Daiana metió una mano armada por la ventana del negocio y le efectuó al menos un disparo con la intención de matarla.

Alcanzada por una bala 9 milímetros en la cara, Daiana murió frente a su hijo de 18 meses y a una hermana que cuidaba de éste. Según la pesquisa, la cruel reacción llegó luego de que la víctima se negara a venderle al agresor unas cervezas de fiado, aunque el marido de Daiana no descartó otra hipótesis. "Conozco a los que la mataron. Trabajé en seguridad del country Carlos Pellegrini, un par de veces quisieron entrar a robar y los saqué. Me amenazaron y fue una de las razones por las que dejé ese laburo", contó el sábado a este diario.

Evidencias

Malaponte sostuvo su idea del caso con evidencias concordantes surgidas a pocos minutos del hecho. Refirió el acta del Comando en la escena del crimen y donde al menos dos testigos describieron a los agresores. Uno indicó que "escuchó gritar a la chica del quiosco, se asomó a ver qué pasaba, oyó una explosión y vio al apodado Jony con un atado de cigarrillos en la mano izquierda y un arma en la derecha". Según este relato, Jony estaba con "otro que siempre anda con él y le dicen Nico".

Ese testigo los vio huir corriendo por Gallegos pero al llegar a la esquina con Magaldi le gritó y, según relató, Jony se dio vuelta y le efectuó un disparo que no lo alcanzó. "Estoy seguro de que era el Jony", confirmó su declaración.

Otro testigo dijo ver en el quiosco a dos jóvenes que identificó como hermanos de B. Contó que discutieron con Daiana, que Jonatan sacó el arma, disparó dos veces y salió corriendo. También recordó los dichos del marido de la joven. "Por no dejarlos robar en el country estoy seguro de que el problema es conmigo", le oyó decir.

Sobre las circunstancias de la detención de Jonatan, el fiscal dijo que fue a minutos del hecho a unas siete cuadras, en Nochetto y San José de Calasanz. "El acta dice que se aprehende al masculino vestido con una campera oscura y jeans que corría por la calle y se metió en un pasillo sobre la vereda oeste", explicó, y agregó que no se labró el acta de detención en ese momento porque apareció gente "con intenciones de linchar" a B. Sin embargo, el imputado afirmó que un patrullero lo fue a buscar a su casa (ver aparte).

"Las evidencias coinciden con descripciones de los testigos e incluso de la hermana de la víctima que vio una manga larga oscura meterse por la ventana. Y Jony vestía campera oscura y jeans", dijo Malaponte al pedir prisión preventiva sin plazos para B., que tiene una condena cumplida de cinco años robo calificado.

"No hay elementos que lo ubiquen como autor. Si bien hay testigos que lo mencionan, no lo pueden identificar. Al detenerlo la policía no procuró allanar el domicilio para ubicar las ropas descriptas por el fiscal ni el arma", dijo el defensor público Iván Russo, y agregó que las pericias comprobarán la inexistencia de pólvora en la mano de B. "Un testigo dice que estaba con un hermano, otro que estaba con un amigo, su mujer dijo que estaban cenando. Y eso no coincide", añadió.

Dudas y plazo

El juez validó la imputación. "De estar usted lejos del lugar de los hechos, y de ser cierto que no es conocido por casi nadie, es poco comprensible que la policía haya decidido constituirse en su casa sin datos concretos", graficó Leiva.

"En la primera audiencia la ley exige razonar en orden a la verosimilitud en apariencia y no decidir definitivamente. Entiendo que la apariencia de responsabilidad está avalada por las evidencias", resolvió, a la espera de que "algunas dudas puedan despejarse con el dermotest y el reconocimiento de rueda de personas". Así, le dictó a B. prisión preventiva hasta el 6 de octubre.

Comentarios