Policiales
Viernes 17 de Marzo de 2017

Identificaron las balas que causaron un crimen

Un medico forense confirmó que Jonatan Herrera murió por las heridas provocadas por dos balas.

Un medico forense confirmó que Jonatan Herrera murió por las heridas provocadas por dos balas: una que le impactó en el cráneo y otra en el muslo derecho que le afectó una arteria, según lo expuesto en el marco del juicio oral en el que se evalúa la conducta penal de cuatro agentes de la Policía de Acción Táctica (PAT) y una oficial del Comando Radioeléctrico. El joven de 22 años murió el 4 de enero de 2015 mientras lavaba su auto en la puerta de su casa de zona sur y quedó en medio de los disparos de los unifromados que procuraban la detención de un delincuente en un desprolijo operativo, en bulevar Seguí y Ayacucho.

Durante la investigación preparatoria los fiscales Miguel Moreno y Adrián Spelta adelantaron, en base a informes periciales, que de los tres disparos que recibió Jonatan (en un pie, en el muslo derecho y en la cabeza) estos dos últimos fueron los que lo mataron. Según la idea de la Fiscalía, la agente del Comando Gladys Galindo fue quien efectuó el disparo que dio de lleno en la cabeza de Herrera, mientras que a Ramiro Rafael Rosales, de la PAT, le atribuyen gatillar el proyectil que le impactó en el muslo. Por ello solicitaron la pena de prisión perpetua para ambos por homicidio calificado agravado por la función pública.

Daño encéfalo-craneal

Sobre esas lesiones y el informe de la autopsia expuso ayer el médico legista Félix Rodríguez en una nueva audiencia del juicio. Entonces jerarquizó que la muerte fue por "daño encéfalo craneal" por proyectil de arma de fuego, constatando dos lesiones en cuero cabelludo "con pérdida de masa encefálica"

Con apoyo de fotos, Rodríguez expuso que la trayectoria del proyectil que ingresó por el muslo de recho de Jonatan fue "de izquierda a derecha y de abajo hacia arriba afectando la artería hipogástrica, con sangrado y gran infiltrado" (sangre en los tejidos), con afectacion de los intestinos grueso y delgado.

Ante una consulta del fiscal Spelta en cuanto nivel de gravedad de las heridas, concluyó: "La de la cabeza ocasionó graves lesiones a nivel cráneo encefálico, con desprendimiento de fragmentos óseos que actuaron como pseudo proyectiles. Eso generó un edema cerebral que con evolución es mortal". Y sobre la herida de la pelvis detalló: "También tiene características de mortalidad por la ruptura de la arteria hipogástrica que ocasiona un sangrado que se conoce como urgencia médica".

Entonces el defensor de Rosales, Mariano Buffarini, interrogó al médico sobre las consecuencias de la lesión que provocó el proyectil disparado por su defendido. Y el médico dijo que era un episodio de "tratamiento quirúrgico para detener el sangrado. Pero no se puede cuantificar, esas son lesiones mortales no tratadas en forma y tiempo".

Por eso Buffarini introdujo la calificación de "segunda jerarquía" sobre ese daño físico, lo cual motivó la inmediata reacción del fiscal Spelta: "Nunca dijo eso (Rodríguez). Se jerarquizó la cráneo encefálica igual que la del abdomen".

Después desfilaron los peritos que realizaron el análisis balístico y cotejo de las 11 armas policiales incautadas en el procedimiento, los proyectiles y vainas servidas recolectadas en la escena del crimen. En ese orden testificaron el comisario Gustavo Colombo (ex jefe de Balística) y su colega Ricardo Brachetta (realizó una revisión pericial), además de Ceferino Cuevas, responsable de la Armería Central de la Unidad Regional II, que expuso un listado con los números de las armas, modelos y a qué policías pertenecieron.

Los otros

Además de Galindo y Rosales están imputados los policías de la PAT Luis Sosa y Francisco Rodríguez por tentativa de homicidio y para quienes pidieron 12 años de prisión; y Jonatan Gálvez, para quien piden 3 años por abuso de armas.

Los jueces Juan Carlos Curto, Rodolfo Zvala y Juan José Alarcón anunciaron que el debate continuará el lunes, cuando se exhibirá una reconstrucción del caso con tecnoligía 3D prpuesta por la Fiscalía.

Comentarios