el crimen de pimpiintegracion nación-provincia
Viernes 24 de Febrero de 2017

Hoy se conocerá el fallo en el juicio a "Panadero" Ochoa

A las 9 el tribunal que juzgó al ex líder de la barra de Newell's dará a conocer el veredicto sobre la participación de éste en el crimen de Pimpi

futuro en juego. Diego Ochoa podrá salir libre o seguir en prisión.

A las 9 de la mañana de hoy el tribunal integrado por los jueces Juliio Kesuani, Edgardo Fertitta y Marisol Usandizaga dará a conocer su decisión final en el juicio oral y público que se le siguió a Diego "Panadero" Ochoa, el ex líder de la barra brava de Newell's Old Boys acusado de instigar el homicidio de su antecesor en el paravalanchas rojinegro, Roberto "Pimpi" Caminos, asesinado a balazos la madrugada del 19 de marzo de 2010 frente a un bar de la zona oeste de la ciudad.

"Quiero que me juzguen como ciudadano, no como jefe de la hinchada", pidió Panadero al finalizar la sexta y última audiencia del juicio y cuando los magistrados le dieron la oportunidad de dirigirse a ellos por última vez antes del fallo. Sin embargo, a lo largo del juicio todo lo que se ventiló y lo que los testigos aportaron no hizo más que ligar a Ochoa a la conducción de la barra rojinegra y a los negocios que desde la misma pudo realizar.

Alegatos

En cuanto a los alegatos finales, el fiscal Luis Schiappa Pietra, quien llevó adelante la acusación, solicitó 17 años de cárcel para Panadero al entender que "toda la evidencia recogida revela que Ochoa conformó un grupo de seguidores que temía el regreso de Pimpi a la tribuna y por ello instigó a uno ellos a eliminarlo para beneficiarse con su desaparición". "Ochoa tenía motivos para matar a Pimpi", dijo categóricamente el fiscal. Y agregó: "Se demostró que hubo un absoluto sometimiento anímico, moral y económico" de Ochoa a Godoy, entre quienes "intercambiaron 457 mensajes de texto en un año".

En ese sentido vale recordar que por el homicidio del ex jefe de la barra, en 2013 fueron condenados en otro juicio oral y público a 11 años de cárcel Carlos Alberto "Betito" Godoy, quien declaró como testigo en este juicio y dijo que desde que falleció su papá "nadie me manda", desligando a Ochoa del episodio; y René Ungaro. Además, como partícipe necesario del crimen también fue enviado a la cárcel Emanuel Suárez, quien recibió una pena de 6 años y 6 meses de prisión por cooperar con los autores del crimen al aportar información sobre la ubicación de la víctima.

Por su parte el defensor de Panadero, Ignacio Carbone, pidió la absolución de su cliente al entender que el juicio "fue una puesta en escena de testigos que odian a su cliente, con escuchas telefónicas que no hacen al nudo del asunto". Y dijo que todo fue un montaje mediático: "Hay ruidos que son sólo eso, ruidos. El objeto era demostrar que Ochoa instigó este homicidio pero nunca se abordó. La Fiscalía intenta demostrar que sólo porque Ochoa era referente de la hinchada era motivo suficiente para quitarle la vida a alguien pero lo que incansablemente se vio fue la estructura de una barra y nada más".

Finalmente, Ochoa le sacó el jugo a los apuntes que de manera metódica fue anotando durante las audiencias y al final dijo. "Ha quedado demostrada mi inocencia. Estaba seguro de que un juicio oral y público iba a demostrarlo". La verdad se sabrá hoy después de las 9 de la mañana en una sala que se espera colmada de un público expectante.

Comentarios