Policiales
Jueves 26 de Enero de 2017

Falsos carteros fueron detenidos mientras asaltaban a un hombre

Una familia de zona sur fue sorprendida ayer por dos falsos carteros que llegaron a su casa con una encomienda. Los hampones tenían datos sobre las víctimas y sabían que la semana anterior habían hecho movimientos de dinero. Sin embargo, cuando forcejeaban para entrar pasó un taxista que avisó a la policía y los hampones fueron detenidos sin concretar el atraco.

Una familia de zona sur fue sorprendida ayer por dos falsos carteros que llegaron a su casa con una encomienda. Los hampones tenían datos sobre las víctimas y sabían que la semana anterior habían hecho movimientos de dinero. Sin embargo, cuando forcejeaban para entrar pasó un taxista que avisó a la policía y los hampones fueron detenidos sin concretar el atraco.

Cerca de las 12 de ayer dos hombres tocaron a la puerta de la casa de Norberto M. en Entre Ríos al 3600, donde el hombre de 69 años vive con uno de sus hijos. Dijeron ser empleados del Correo Argentino y le mostraron una encomienda con sus datos: documento, nombre, dirección y teléfono. Norberto les abrió.

Un hijo de la víctima describió a los hampones como dos hombres de unos 40 años. "A mi padre le pegaron dos culatazos y comenzaron revisar la casa. Pero tuvimos la suerte de que justo cuando entraban pasó por Entre Ríos un taxista que vio el forcejeo de mi padre con los tipos para evitar que entraran. Y cuando llegó a la esquina se topó con un patrullero y les dijo a los policías lo que había visto", relató.

En medio de gritos, y mientras los ladrones golpeaban a Norberto, sonó el timbre. Era la pareja de policías alertada por el taxista. Uno de los ladrones salió a la puerta y le dijo a los uniformados que estaba peleando con su padre.

Los policías se retiraron unos metros y justo entonces Norberto pudo zafar y correr hacia la puerta para pedir auxilio. El policía abrió la puerta de un golpe, tomó a Norberto de un brazo y lo sacó de la casa. Con la víctima a salvo, el efectivo entró a la casa arma en mano mientras su compañera pedía refuerzos.

"Los ladrones pusieron las armas en el piso y en cinco minutos llegaron varias patrullas. Los policías sacaron de la casa a los ladrones y los dejaron en la vereda de Entre Ríos", contó el hijo de Norberto.

En auto con una conocida

Testigos afirmaron que los ladrones llegaron en un Volkswagen Golf conducido por una mujer. Y sostuvieron que el vehículo "había estado dando vueltas en la zona" los últimos días.

Extraoficialmente trascendió que los datos "certeros" con los que contaban los maleantes, habrían sido aportados por la conductora de ese auto, que sería una conocida de la familia. Eso es materia de investigación de la fiscalía de Flagrancia en turno.

Comentarios