Femicidio
Lunes 10 de Julio de 2017

El principal sospechoso de la violación y muerte de una joven se negó a declarar

El detenido, de 23 años, está acusado de ser el autor del crimen de la estudiante de medicina en Punta Lara y de tentativa de homicidio con una amiga. Es el vecino de la chica muerta

El joven imputado por el crimen de María Emma Córdoba, la estudiante de medicina de 26 años que fue violada y asesinada en su domicilio de la localidad de Punta Lara, se negó a declarar y seguirá detenido.
Ariel Báez, de 23 años, fue indagado ayer por la fiscal Virginia Bravo por el crimen y también por el abuso sexual y la tentativa de homicidio de una joven que acompañaba a la víctima fatal.
Báez, quien era asistido por un defensor oficial, se negó a declarar y la fiscal resolvió su prisión preventiva por los delitos "privación ilegal de la libertad, abuso sexual agravado, homicidio doblemente calificado por ensañamiento y por mediar violencia de género y tenencia de estupefacientes para su comercialización".
En tanto, esta tarde se realizó una multitudinaria marcha por parte de los estudiantes de la Facultad de Medicina de Universidad Nacional de La Plata, donde la joven cursaba el cuarto año de la carrera.
emma.jpg
Emma, la joven que fue violada y asesinada en Punta Lara. 
Emma, la joven que fue violada y asesinada en Punta Lara.
"Porque no queremos que sea una más en la lista, porque no podemos creer que Emma sea una de esas chicas que cada 36 horas pierden su vida a causa de la violencia, creemos que es necesario reclamar por justicia", publicó en redes sociales el centro de estudiantes local.
El hecho ocurrió alrededor de las 3 de la madrugada del sábado en una antigua y amplia vivienda situada en 126, entre 5 y 7, de Punta Lara, en el partido de Ensenada.
Según la investigación realizada, la víctima salió de su casa para cerrar el portón y entrar los perros a la casa, cuando fue sorprendida por un hombre armado.
El atacante la ató a ella y a su amiga, a las que atacó a golpes y puñaladas, luego de violarlas, para finalmente prender fuego la casa.
El joven detenido era vecino de la víctima fatal y fue reconocido por su amiga, quien se reponía de las heridas recibidas.
Una vez recabado el testimonio, se detuvo al sospechoso, en cuya casa se halló una pala, ropa ensangrentada, cocaína y marihuana.

Comentarios