Policiales
Martes 20 de Diciembre de 2016

El principal acusado del crimen de Zulatto continuará detenido

La Justicia rechazó un pedido de libertad para Andrés Soza Bernard, que modificó su primera versión sobre el asesinato que le atribuyen

Andrés Soza Bernard, acusado de instigar y participar del crimen de Fabricio Zulatto, el joven de 21 años jugador de futsal de Newell's Old Boys hallado asesinado en un pozo ciego, seguirá detenido hasta la finalización del juicio luego que un juez rechazara un pedido de libertad de su defensa. El imputado está preso desde agosto.

La defensa de Soza Bernard pidió días atrás la morigeración de la prisión preventiva por una domiciliaria, o que le otorguen salidas laborales. La nueva abogada del imputado formalizó el pedido de libertad en el marco de una audiencia presidida por el juez Héctor Núñez Cartelle.

La fiscal de Homicidios Georgina Pairola se negó a tal requisitoria y lo argumentó: alta pena en expectativa y de cumplimiento efectivo, peligrosidad procesal y de fuga.

Con diferencias respecto de lo declarado anteriormente y con otro abogado (los anteriores fueron Ignacio Carbone y Juan Ubiedo y ahora es Sara Marcos), el imputado volvió a despegarse del crimen. Admitió conocer a la víctima y que el día del hecho intercambió llamados con Fabricio. Dijo que accedió a acompañarlo al búnker, y lo esperó en el auto mientras el joven compraba droga.

Dijo que Zulatto se demoraba y se preocupó. Que en un momento los dos coimputados (uno como autor material y otro por encubrimiento) se acercaron y lo amenazaron de muerte con un arma y por eso huyó del lugar en el auto de la víctima, de quien no supo más nada. Y justificó que abandonó el auto en Suipacha al 700 (hay una filmación de ese momento) porque no podía hallar a familiares de Fabricio.

Para los investigadores ese coartada parece irrisoria. Genera dudas que dejó pasar 24 horas y no se explica por qué no denunció la situación en la que quedó expuesta la víctima mientras era pública su búsqueda.

Al ser imputado Soza Bernard negó vínculos con Zulatto. Justificó que estaba con su vehículo porque los dueños del rancho donde iba a comprar droga en Génova al 2100 le pidieron el favor de que se lo llevara de allí a cambio de drogas gratis. Esa versión tiene concretas diferencias a la expuesta el viernes.

Luego de que la abogada Marcos expusiera este nueva idea del caso, el juez la corrió vista a la réplica fiscal. Entonces Pairola solicitó permiso al juez para que el acusado diera conformidad al relato de su defensora, lo cual confirmó.

La defensa pidió arresto domiciliario y salidas laborales para lo cual demostró arraigo y presentó dos garantías personales y una laboral. Pero el juez rechazó el pedido a raíz de la pena en expectativa que se le podría aplicar (prisión perpetua) y resolvió que Soza Bernard siga en prisión preventiva hasta el juicio.

Soza Bernard, de 31 años, fue arrestado el pasado 19 de agosto. Estaba en libertad condicional desde 2014 por una condena a 13 años por matar a su novia en 2008. Lo imputaron de homicidio calificado por promesa remunerativa y agravado por el uso de arma de fuego.

Le endilgaron instigar y participar del crimen de Zulatto, hallado muerto con tres tiros en la cabeza el 11 de agosto en el pozo ciego de una vivienda precaria de Génova al 2100. Las evidencias en su contra demuestran que tenía un trato frecuente con la víctima.

El móvil del crimen se habría gestado en un "conflicto económico" porque el acusado dijo estar "perseguido" respecto de que Zulatto le iba a robar. El problema entre ambos, días antes del crimen, fue ratificado por testimonios de amigos del joven asesinado.

Omar Darío M., una de las dos personas que Soza Bernard refiere que lo amenazaron de muerte cuando él escapó del auto, está imputado como autor material del homicidio. Hace diez días también se le prorrogó la prisión preventiva, mientras que otro arrepentido testigo del hecho fue acusado de encubrimiento.

video. Soza Bernard quedó filmado cuando abandonó el auto de Fabricio.

Comentarios