Seguridad
Viernes 14 de Julio de 2017

El ministro de Seguridad reclamó que se apruebe la ley de exoneraciones

Maximiliano Pullaro reiteró su reclamo a los senadores para que aprueben el proyecto de ley que "hace un año y medio está parado".

El ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro, reiteró su reclamo a los senadores santafesinos para que aprueben el proyecto de ley que "hace un año y medio está parado" y que le darías las herramientas necesarias al Ministerio para agilizar los trámites de exoneración de los policías que hayan sido sorprendidos cometiendo algún hecho ilícito o una falta grave.

Tras conocerse la extraña fuga de la comisaría 22ª de Pérez (ver aparte) y determinar el pase a disponibilidad del titular de esa repartición y cuatro agentes que estaban de guardia, el ministro afirmó que desde su gestión se quiere "jerarquizar la institución policial y para eso es necesario que el Senado apruebe la ley que ya lleva un año y medio parada". En ese sentido, declaró que "no es justo que un policía que cometió un ilícito y faltas graves cobre el 75 por ciento de su sueldo hasta que se resuelva la situación judicial. Hay que tomar medidas ejemplificadoras, que le den un claro mensaje a una sociedad que necesita policías proactivos".

Además, Pullaro afirmó: "Entendemos que de esta forma también estamos separando la paja del trigo y jerarquizar al buen policía que todos los días cumple su rol esencial para la sociedad. En esta gestión no hay lugar para policías que se desvíen del camino. Si se prueban los ilícitos los vamos a exonerar lo más rápido posible. Queremos dar un mensaje claro".

"Nosotros queremos mejorar la institución policial pero parece que hay algunos que no lo entienden. Esos van a ir presos. Cada policías que descubramos que esté involucrado en hechos ilícitos terminará tras las rejas", agregó el funcionario. Y recordó que "en los últimos días, en distintos hechos, se detuvo a varios efectivos por su mala actuación y vamos a seguir haciéndolo hasta que se den cuenta y dejen de hacerlo. Tenemos una definición política que es entregarle al próximo gobierno una mejor policía y va a ser así", sentenció.

"Tenemos dificultades temporales para la destitución de un policía. Cuando asumí como ministro presentamos el proyecto de ley para que el Ministerio, con la responsabilidad que le confiere el gobernador, pueda tomar los expedientes en los casos de mayor resonancia y gravedad y actuar en las destituciones directamente sin que pase previamente por la administración policial. Esa ley no la tenemos y yo tengo dificultad para destituir o exonerar. Si yo tuviera esa posibilidad, los trámites los resuelvo en 15 días porque acá hay una definición política. El problema es que hay un circuito administrativo tal que la última exoneración que firmé era de 2004", manifestó Pullaro.

"Le pedimos a la Legislatura que nos brinde las herramientas para exonerar más rápido a los policías corruptos cuando hay causas que duran seis años", concluyó.

"No puede ser que exonerar a un policía que cometió un delito sea un expediente que lleve seis años para su resolución"

Comentarios