Policiales
Miércoles 15 de Marzo de 2017

El intendente de Itatí y su vice, presos por vínculos con el tráfico de drogas

Es por una causa iniciada por la Justicia Federal en Buenos Aires. También cayó el jefe de policía. La hija y el yerno del mandatario fueron apresados en febrero

Otra vez Itatí ligó su nombre a una causa por narcotráfico de alto impacto, como el mes pasado, cuando la hija y el yerno del intendente de esa pequeña población correntina de 7 mil habitantes y ubicada a 800 kilómetros de Rosario fueron detenidos como integrantes de una banda narco. Ahora, en una investigación encabezada por el fiscal Carlos Stornelli y el juez Federal Sergio Torres, ambos de Capital Federal, se desbarató otra pata de esa organización dedicada a ingresar marihuana paraguaya al país. Lo distinto de esta banda es que, entre los 22 detenidos, se encuentran el intendente y el viceintendente de la localidad, junto al jefe de la comisaría y agentes de la policía provincial, de la policía federal, de Gendarmería Nacional y un hombre exonerado de Prefectura Naval. "El poder político encubría el accionar de la banda narco y las fuerzas de seguridad entraban en la misma lógica, por lo que hubo que sacar de raíz toda la organización", dijo en una improvisada conferencia de prensa la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, desde la localidad correntina. "Es un mensaje muy fuerte para todos. Este gobierno no tiene miramientos. Si quienes están involucrados en el narcotráfico son políticos no van a tener protección", advirtió.

La investigación surgida en los Tribunales Federales de Comodoro Py, en Capital Federal, apuntó hacia el trío de narcos itateños que se ganó un lugar en las crónicas policiales en febrero pasado por nutrir con grandes cargamentos de marihuana paraguaya a siete provincias argentinas, entre ellas Santa Fe y más precisamente a la ciudad de Rosario, donde abastecían a la banda de Los Monos.

Con un pie en Rosario

En ese marco, entre las órdenes de detención emitidas para los allanamientos realizados ayer estaban las correspondientes a uno de los tres grandes narcos que tiene su base en Itatí: el prófugo empleado municipal Luis "Gordo" Saucedo, y su hermano Cirilo, quien residió en el barrio Cabín 9 de Pérez entre los años 2014 y 2015, cuando profundizó sus contactos con la banda del barrio Las Flores mediante Walter Daniel Jure, uno de los hombres procesados como integrante de Los Monos por la Justicia provincial, y el correntino Elías Javier "El patrón" Sánchez, procesado en el marco de la causa "Los Patrones" que lleva adelante el juez federal rosarino Marcelo Bailaque.

Cirilo Saucedo se instaló en Cabín 9 para "consolidar la ruta de tráfico de alcaloides desde Itatí hasta Rosario. En ese lapso (2014/2015) se acreditó que mantuvo comunicaciones telefónicas con Walter Daniel Jure en las cuales dialogaban sobre transacciones de estupefacientes", explicaron al juez federal Carlos Soto Dávila y los fiscales federales correntinos Flavio Ferrini, Melina Perborell y Carlos Schaefer, quienes trabajaron con colaboración de Diego Iglesias (Procunar) en los expedientes 5431/14, generado en Itatí como causa madre, y el 12.700/15, que abrió el juez rosarino Carlos Vera Barros para conocer qué fué de los días de Cirilo en Cabín 9. En el primero de esos expedientes tres rosarinos están citados a declarar.

Un trío protegido

También había orden de captura para el escurridizo Federico "Morenita" Marín, otro de los integrantes del trío narco de Itatí junto a Carlos "Cachito" Bareiro, quien está alojado desde abril de 2016 en la Unidad Penitenciaria Federal 7 de Resistencia, Chaco, donde fue allanada su celda porque desde allí seguía manejando parte del negocio.

Según los investigadores, el trío Saucedo-Marín-Bareiro conseguía droga en Paraguay y la ingresaba al país por vía fluvial para distribuirla en las provincias de Corrientes, Tucumán, Córdoba, Mendoza, Santa Fe, Chaco y Buenos Aires en una ruta que se prolongaba hacia Chile.

De esa manera, supuestamente el trío narco funcionaba como una "multinacional" con protección policial y política; y cuando alguna de las cabezas no podía cubrir la necesidad de su clientela, otro de los narcos lo asistía sin que hubiera recelos. "Se allanó la cárcel de Resistencia porque había información de que Bareiro seguía facilitando el negocio desde la prisión", dijo la ministra Bullrich.

La ministra fue recibida en el aeropuerto correntino Piragine Niveyro por el gobernador de esa provincia, Ricardo Colombi, con quien se trasladó hasta Itatí en compañía del secretario de Seguridad, Eugenio Burzaco, y el titular de la Procunar (Procuraduría de Narcocriminalidad), Diego Iglesias. En este sentido vale recordar que el mismo Colombi fue protagonista el pasado 21 de diciembre de un serio incidente con efectivos antinarcóticos santafesinos que llegaron a Goya para realizar un allanamiento ordenados por el juez Federal de Reconquista Aldo Alurralde y el mandatario provincial intervino y ordenó demorar al jefe antinarcóticos de Santa Fe. Eso generó un verdadero conflicto interprovincial que dejó mal parado al gobernador correntino.

De Capital a Corrientes

La causa que terminó con el intendente Natividad Roger Terán y su vice Fabio Aquino presos se inició en mayo de 2014 con la detención de un grupo que vendía al menudeo droga que llegaba desde Corrientes a la villa porteña 21-24 o Zavaleta.

Así se dio inicio a la causa 4795/14 en la que actualmente hay 33 personas procesadas por comercio de estupefacientes agravado por la intervención de más de tres personas y por tenencia de armas de guerra. La diferencia con otras causas estuvo dada en que el fiscal Stornelli decidió profundizar, primero la ruta de ingreso de la marihuana desde Paraguay a Corrientes, y luego su distribución en Argentina y Chile.

En ese sentido la ministra Bulrrich estimó en declaraciones públicas que el trío de narcos itateños movió en el último año "alrededor de 15 mil kilos de marihuana".

Redada

Siguiendo la pesquisa, ayer Itatí amaneció cercada por unos 600 gendarmes. El juez federal Sergio Torres había firmado 47 ordenes de allanamientos, 32 de ellas en el pueblo donde años atrás el centro de atracción no era otro que la capilla de la Virgen de Itatí, a la cual el 16 de julio de cada año peregrinan centenares de devotos del noreste argentino. Entre los lugares allanados estuvo elpropio edificio municipal y la comisaría delpueblo. Pero también hubo allanamientos en la cárcel de Resistencia, en la ciudad de Roque Sáenz Peña (Chaco), en la localidad cordobesa de Jesús María, en la provincia de Santiago del Estero, en la ciudad de Corrientes y en las localidades de San Cosme e Ituzaingó (de esa misma provincia).

En la capital correntina fueron allanados "lugares donde se facilitaba la transformación de dinero (proveniente del narcotráfico) en bienes", como explicó Bullrich. Así se incautaron "70 autos con papeles aprócrifos", explicó la ministra en una concesionaria. Asimismo se requisaron un estudio jurídico y un estudio contable que habrían operado en el lavado de los activos.

Además de las órdenes de allanamiento, el juez Sergio Torres labró 37 órdenes de detención y en ese marco además de los funcionarios políticos fue apresado el jefe de policía de Itatí, comisario Diego Ocampo Alvarenga, efectivos federales y provinciales.

Finalmente, también se ordenó un rastrillaje de las zonas costeras y fluviales usadas por la organización para la descarga de la droga proveniente de Paraguay, como así también las islas del Río Paraná que utilizarían como punto intermedio y de almacenamiento.

devastado. Roger Terán, el intendente que hace un mes hablaba del mal camino elegido por su hija y no de él.

Comentarios