Policiales
Viernes 06 de Octubre de 2017

El dolor de una madre que no baja los brazos

¿Qué se puede agregar sobre el dolor de una madre que pierde a un hijo? Los ojos de María Elena, la incansable y batalladora mamá de Jonatan, vuelven a inyectarse de dolor y lágrimas en las escalinatas de Tribunales mientras habla con los periodistas a los pocos minutos de conocer un fallo que parece injusto. Tampoco tiene correlato con el daño causado, y emerge como un alerta que descubre graves errores en el sistema judicial, desde la investigación hasta el veredicto.

"El señor Adrián Spelta, que no investigó como debería haber investigado, que tapó a muchos policías incluyendo a comisarios que sabemos que le dispararon a Jonatan, que era un pibe indefenso. El estaba trabajando, lavando su auto, y lo mataron igual. ¿Qué esperamos entonces de la Justicia? ¿Cuántos casos hay que la gente no denuncia porque saben que acá (por Tribunales) no encuentran nada?", se preguntó.

"Hay muchas familias a las que les pasaron cosas y no son escuchadas. ¿Qué esperan el Estado y los jueces para investigar? Nunca nos escucharon, al contrario trataron de echarme como querellante y tuvimos que luchar hasta último momento para que no me saquen. Es una vergüenza, me hablaron para arreglar un juicio abreviado para los policías. Si ellos aceptaban eso era porque sabían que eran todos culpables", recordó sobre los vaivenes del juicio.

Y cargó contra los jueces. "No les importó nada. Siempre miraron para otro lado y defendieron a la policía, que tiene el mayor poder en Rosario. Esto es una vergüenza. Vamos a seguir luchando y peleando, esto no va a quedar así. Mi hijo tiene que tener justicia, se la merece, y todos nosotros también porque luchamos durante mucho tiempo. El 6 de abril dan una sentencia bochornosa, hoy la confirman y encima bajan penas. ¿En qué mundo estamos señores?".

Comentarios