Policiales
Viernes 07 de Abril de 2017

"El delito en la provincia bajó pero los números son aún altos y no es para quedarse tranquilos"

Lo dijo el designado fiscal general de la provincia, Jorge Baclini, quien habló sobre los desafíos que debe encarar en su nueva gestión.

El designado fiscal general de la provincia, Jorge Baclini, dijo hoy que la cifra de homicidios en el territorio provincial "bajo pero sigue siendo altísima" y que los números que se manejan "no son los deseados por la población".
Al referirse a los nuevos desafíos, quien se venía desempeñando como Fiscal Regional de Rosario se refirió a los desafíos que afrontará desde ahora en su gestión y al respecto dijo en diálogo con "El primero de la mañana", que se emite por La Ocho que "creo que lo que primero que vamos a afrontar son los delitos violentos, robos calificados, delitos contra la propiedad, que son hechos que con conmueven la seguridad diaria y generan una situación crítica. Más allá de que estos delitos han bajando en los últimos tiempos, no queda duda de que siguen estando en una cifra alta importante, aunque menor a lo que venía siendo a niveles históricos".
"A una misma banda, cuando fue aprehendida, se le imputaron quizás 40 hechos y nosotros tendríamos que acelerar los tiempos para evitar que esa cantidad de hechos lleguen a cometerse".
"Otro desafío son los delitos contra la integridad sexual, sobre todo en algunos lugares de la provincia", destacó Baclini.
Al referirse a los delitos en banda, el flamante fiscal general señaló que "en los delitos de banda, la influencia que podemos tener es importante, porque no es que hay una cantidad infinita de bandas que cometen delitos, sino que hay una cantidad determinada. Muchas de esas, sobre todo acá en la segunda región, las estuvimos estudiando y analizando y de fue logrando aprehender a los autores a través de un seguimiento de los casos".
"A una misma banda, cuando fue aprehendida, se le imputaron quizás 40 hechos y nosotros tendríamos que acelerar los tiempos para evitar que esa cantidad de hechos lleguen a cometerse", abundó.
Sobre si consideraba que era tangible la disminución del número de delitos en la provincia destacó que "cuando digo que el delito ha disminuido no digo que se ha terminado. Hay una cifra alta de delitos y hay que seguir disminuyéndola. No es para quedarse tranquilos. Rosario y toda la zona, y varios lugares de la provincia, han disminuido el índice de delitos, pero esto no quiere decir que haya personas que hayan sido víctimas de hechos de esa índole".
"Lo que decimos -amplió el nuevo fiscal general- en el conteo del delito es que el número más claro y donde no hay cifras negras es en el de homicidios. Hoy la cifra de homicidios es altísima. En 2013 hubo 271 y el año pasado hubo 181. Los números bajaron, pero 181 muertes para nuestra población no es el número deseado en absoluto. Esa cifra tiene que ser sensiblemente menor y hay que seguir trabajando".

Comentarios