Policiales
Miércoles 26 de Julio de 2017

Dos mujeres se definieron consumidoras

Tras ser detenidas por la Policía Federal de Venado Tuerto y trasladadas ayer a Rosario, ayer declararon las imputadas Aldana Farías y Andrea Albelo.

Tras ser detenidas por la Policía Federal de Venado Tuerto y trasladadas ayer a Rosario, ayer declararon las imputadas Aldana Farías y Andrea Albelo.

"Tengo problemas personales. Voy a una psicóloga y a una psiquiatra. No me sentía con fuerzas para venir. Esto me desborda. Tengo que dejar a una persona con mis hijos y no sé cómo manejarlo", dijo Albelo, quien fue pareja del imputado Mauro Miguenz y detenida en su casa de Venado Tuerto en 2010. No aceptó declarar y se leyó lo que dijo en su primera indagatoria: "Lo que me encontraron es para consumo mío y de mi marido. Nosotros no le vendemos a nadie".

Luego habló Farías, madre de 7 hijos, quien llorando relató. "Estoy desocupada y por eso me fui de Firmat a Cañada del Ucle. Estoy sola con mis hijos, nadie me ayuda y no tenía para venir. Tengo una hija de 12 años con discapacidad y a los cuatro más chicos. Las tres mayores ya tienen su familia". El defensor oficial Martín Gesino presentará el certificado de discapacidad de su hija para que la excarcelen.

La mujer contó: "Yo vivía en un Fonavi y mi marido tabajaba para (Aldo) Orozco (acusado de narcotraficante). Me dijo que quería cambiar mi 2º piso por una planta baja y acepté por la discapacidad de la nena. Al otro día se hizo el allanamiento. Un policía entró con un bolso negro lleno de bolsitas negras y lo guardó en un bolso de tela que era de la bebé de mi hija. Nosotros no vendíamos, consumíamos. Nos trajeron a Rosario y nos torturaban diciéndonos cosas. Me arruinaron la vida", cerró llorando.

Comentarios