Policiales
Viernes 24 de Marzo de 2017

Dos comerciantes inscriptas son las dueñas del negocio céntrico con un nombre sugestivo

El sugestivo nombre de un negocio céntrico se combinó con las incidencias del juicio por el asesinato de Claudio "Pájaro" Cantero y motivó el interés de la Justicia.

El sugestivo nombre de un negocio céntrico se combinó con las incidencias del juicio por el asesinato de Claudio "Pájaro" Cantero y motivó el interés de la Justicia. La denominación del local es "Te saliste con la tuya Mercedes Paz". Y una esperada testigo del juicio no sólo se llama Mercedes Paz sino que era la novia de Cantero al momento del crimen. La mujer no se presentó a declarar como estaba obligada hace dos semanas. Por esa razón una fiscal instruyó a una brigada policial que fuera a verificar si acaso ella era la dueña de ese lugar. Pero además presumía, por la trama de conflictividad que asomó en las audiencias, que su propietario podía ser otro, y en el nombre del local insinuarse algún tipo de mensaje inquietante.

En ese marco un abogado penalista se puso en contacto ayer con la fiscal Cristina Herrera, quien ordenó esa inspección, para decirle que las propietarias son dos comerciantes que no tienen nada para esconder y que el lunes próximo presentarán un escrito que dejará en claro los contratos de alquiler del lugar, sus inscripciones en la Afip como monotributistas y las constancias de habilitación municipal. También señalaron que ninguna de las dos se llama Mercedes Paz y que jamás conocieron ni tuvieron contacto con una persona con ese nombre.

En pleno centro

La publicación de este diario estuvo motivada en la existencia de una medida judicial ordenada por una fiscal y concretada por una brigada policial de la Oficina NN de Tribunales en el comercio en cuestión, que está ubicado en Corrientes al 700. El abogado Germán Mahieu dijo a este diario que las dos mujeres se dedican a la venta de indumentaria femenina. Una de ellas tenía un comercio en Mendoza al 3300 desde el año 2009 cuyo nombre de fantasía era "Te saliste con la tuya". Una amiga de esta tenía un emprendimiento de venta de carteras de su propio diseño con el nombre de fantasía "Mercedes Paz". Mahieu explicó que un tiempo atrás ambas decidieron fusionar sus negocios e instalar un local común al lado del Hotel Libertador. El nombre elegido combinó los de sus iniciativas particulares. "Te saliste con la tuya Mercedes Paz" fue el resultado.

El 14 de marzo pasado, en tanto, Mercedes Paz no se presentó en el juicio donde debía declarar como testigo por el homicidio de Claudio Cantero. Ese mismo día debía también comparecer su padre, Luis Alberto Paz, a quien la fiscal Herrera requiere no como testigo, sino como sospechoso de algún tipo de participación en el homicidio de Pájaro (ver página 34).

Mahieu señaló ayer a este diario que se comunicó con la fiscal Herrera para anticiparle que el lunes pondrá a su disposición toda la documentación. Según el abogado, la fiscal le señaló que "no hay ningún requerimiento en tal sentido". Y que sólo había ordenado determinar si el negocio tenía relación con la Mercedes Paz convocada como testigo en el juicio.

Mujeres en silencio

La fiscal le hizo saber a Mahieu que era público y notorio que la primera mujer de Cantero, llamada Lorena Verdún, había manifestado una situación de conflicto con Mercedes Paz, que luego de ella había estado en pareja seis años con el líder de Los Monos. Verdún expuso esta diferencia tanto en medios de prensa como en el juicio, cuando declaró como testigo. Cuestionaba que ella, que hacía años no era pareja de Cantero, llega a juicio como miembro de Los Monos y que Mercedes Paz, que fue compañera de "Pájaro" hasta su muerte no tiene reproche alguno.

Con esa atmósfera como entorno la fiscal Herrera ordenó una inspección en el negocio "Te saliste con la tuya Mercedes Paz". La policía encontró allí a una empleada que, según la fiscal indicó a este diario, dijo no conocer a su empleadora.

La medida igualmente no pasó de una constatación. No pesa sobre las dueñas ni sobre sus emprendimientos investigación alguna. Este diario le pidió a Mahieu ponerse en contacto con las dueñas pero el letrado dijo que ellas se sentían perjudicadas por la divulgación del hecho, que preferían no dar sus nombres ni hablar del asunto.

Comentarios