Policiales
Martes 11 de Julio de 2017

Dos agentes bonaerenses procesados por integrar banda que vendía drogas

El juez federal de Lomas de Zamora Alberto Patricio Santa Marina procesó con prisión preventiva a once personas, entre ellos dos efectivos de la policía de la provincia de Buenos Aires, tras considerar que integraban una asociación ilícita cuyos fines eran la comercialización de estupefacientes, agravado por la intervención de tres o más personas organizadas para cometerlo, la tenencia de armas de guerra y el cohecho.

En la pesquisa se verificó la participación de dos agentes policiales, integrantes del Comando de Prevención Comunitaria de Lomas de Zamora, quienes permitían que la organización comercializara estupefacientes al mismo tiempo que brindaban información respecto de posibles redadas judiciales y policiales, a cambio de un canon semanal que oscilaba en la suma de diez mil pesos.

El agente revelador

El caso presenta como dato singular la utilización de la técnica del agente revelador. Se trata de un agente de las fuerzas de seguridad o policiales designado a fin de simular interés o ejecutar la compra de estupefacientes, con la finalidad de identificar a las personas implicadas en un delito, detenerlas, o de recolectar material probatorio que sirva para el esclarecimiento de los hechos ilícitos.

El 3 de junio se concretaron 21 allanamientos en la jurisdicción de Lomas de Zamora, Esteban Echeverría y San Martín, uno de los cuales se practicó sobre el Comando de Prevención Comunitaria de Lomas de Zamora —para lo cual se contó con la colaboración de la División de Asuntos Internos de la Policía de la Provincia de Buenos Aires— en los que se detuvo a once personas, incluidos los dos agentes de la policía bonaerense, y uno de los cabecillas de la organización delictiva.

La investigación se inició en octubre pasado, cuando una persona denunció la existencia de una asociación ilícita con asiento en las localidades de Ingeniero Budge y 9 de Abril, de la zona sur del conurbano bonaerense, cuyo objetivo era la comisión de diversos delitos, principalmente el tráfico ilícito de sustancias estupefacientes. Actuó el fiscal federal Nº 2 Sergio Mola.

Denunciante bajo reserva

Las tareas comenzaron a través de la escucha de los teléfonos que aportó quien declarara bajo reserva de identidad, y a partir de allí se conoció el entramado jerárquico y la distribución de roles dentro de la organización ilícita.

A lo largo de la instrucción se observaron más de cincuenta abonados telefónicos, en tanto era una práctica habitual de los imputados el cambio de las líneas para no ser alcanzados por posibles investigaciones policiales y/o judiciales.

Comentarios