Policiales
Sábado 28 de Enero de 2017

Dos adolescentes son detenidos tras una persecución y tiroteo

Dos adolescentes resultaron detenidos y otro logró escapar herido al tirotearse con la policía en el barrio porteño de Villa Lugano luego de que intentar escapar de la persecución llevándose como rehén a un remisero mientras eran perseguidos por haber robado un auto a mano armada.

Dos adolescentes resultaron detenidos y otro logró escapar herido al tirotearse con la policía en el barrio porteño de Villa Lugano luego de que intentar escapar de la persecución llevándose como rehén a un remisero mientras eran perseguidos por haber robado un auto a mano armada.

Fuentes policiales indicaron que el hecho se originó en Aquino al 5800 de la ciudad de Buenos Aires cuando tres ladrones armados asaltaron a un hombre y le robaron un Peugeot 208. Los hampones escaparon en el vehículo mientras la víctima denunciaba el atracó a la línea de emergencias 911.

Una vez irradiado el alerta policial, minutos después del robo un móvil de la seccional 48ª advirtió el paso del auto presuntamente robado en Castañares al 6600. Así comenzó una persecución que incluyó disparos hasta el barrio Padre Mugica, en Castañares y General Paz, donde los asaltantes decidieron abandonar el Peugeot.

Remisero de rehén

En ese lugar dos de los ladrones amenazaron al conductor de un remís que se encontraba en la puerta de una agencia aguardando un viaje, a quien se llevaron de rehén para continuar la huida. En tanto el tercer cómplice, que estaba herido, buscó ayuda en el barrio Padre Mugica y logró huir.

Los efectivos que se quedaron en el barrio Mugica para secuestrar el Peugeot 208 fueron agredidos a pedradas por los habitantes de ese complejo habitacional, quienes dañaron dos patrulleros.

En ese marco, media hora después los dos ladrones que habían que escapado en el remís Renault 19 con el conductor de rehén fueron interceptados en el cruce de Larrazábal y la autopista Luis Dellepiane por otro móvil policial. Así se logró que fueran detenidos.

Los voceros policiales señalaron que en poder de los ladrones, que resultaron ser dos adolescentes, se secuestró un revolver calibre 38 al tiempo que en la calle, cerca del lugar de la detención, se halló otro revólver del mismo calibre que se sospecha fue arrojado por los sospechosos durante la huida.

De acuerdo al informe, se investiga si el delincuente herido que se escapó se encontraba anoche refugiado en alguna vivienda del barrio Padre Mugica o recibió ayuda para trasladarse a otro sitio como el barrio Ramón Carrillo, ubicado en avenida Lacarra y Castañares, de donde serían residentes los tres delincuentes.

Comentarios