Policiales
Jueves 07 de Septiembre de 2017

Detuvieron a un menor por un video ultrajante que se viralizó

Dos adolescentes de 15 y 18 años fueron detenidos en el marco de la investigación del abuso sufrido por un joven con retraso madurativo, hecho que fue filmado por miembros de una patota que subieron el video a las redes sociales.

Dos adolescentes de 15 y 18 años fueron detenidos en el marco de la investigación del abuso sufrido por un joven con retraso madurativo, hecho que fue filmado por miembros de una patota que subieron el video a las redes sociales. Sin embargo, el mayor de ellos fue liberado luego de que la víctima confirmara que no participó del hecho. En tanto, el más chico fue puesto a disposición de un juzgado de Menores.

El pasado 30 de agosto tomó estado público un video en el que miembros de una patota hostigaban a Gonzalo B., un joven de 21 años con retraso madurativo, porque les había adelantado que quería dejar la barra que integraban todos. Cinco adolescentes lo llevaron hasta un departamento de un Fonavi de la zona oeste, donde vive uno de ellos, y generaron al menos dos videos: uno en el que simulaban una requisa penitenciaria y le pegaban al joven semidesnudo con un cinturón; y otro en el que, ya sin vestimenta, el muchacho era manoseado.

De la red a la Fiscalía

Una persona que vio el video en Facebook hizo una denuncia en la Fiscalía Regional, que abrió un expediente por abuso sexual agravado. Un día después fue detenido Jonatan S., un joven de 18 años que fue imputado por la fiscal Carla Cerliani y a quien el juez Carlos Leiva le dictó 30 días de prisión preventiva.

Durante la audiencia el joven (que no tiene antecedentes y le dijo al juez que estaba arrepentido) admitió su participación en el video, expresó que había otra filmación en la que a Gonzalo le habían hecho "una broma" y afirmó que incluso a él mismo también lo habían grabado en otra oportunidad en una situación similar.

En ese marco ayer la Policía de Investigaciones (PDI) realizó dos allanamientos en el extremo oeste de la ciudad, donde viven tanto la víctima como los agresores. En viviendas de Brasil al 2500 y Monte Flores al 7200 fueron detenidos dos adolescentes de 18 y 15 años.

Según fuentes judiciales, Gonzalo fue convocado a corroborar la participación de ambos en el ultraje que sufrió. La víctima confirmo que el mayor de los sospechosos no participó, por lo cual quedó en libertad una vez que se puso en conocimiento al respecto a la Defensa Pública. Y el otro chico fue puesto a disposición de la Justicia de Menores.

Comentarios