Policiales
Martes 05 de Septiembre de 2017

Detuvieron a 16 policías por el caso de dos jóvenes muertos a balazos en Arijón y Callao

Lo determinó el fiscal Adrián Spelta por el doble crimen del 23 de junio. El informe oficial narró la evasión de un control, pero los familiares de las víctimas denunciaron gatillo fácil.

El viernes 23 de junio, David Campos y Emanuel Medina aparecieron muertos por balas policiales en Arijón y Callao. Desde la Policía hablaron de un control evadido y una persecución, pero vecinos y familiares de las víctimas están convencidos de que fue otro caso de gatillo fácil. Luego de más de dos meses, dieciséis policías relacionados con el hecho fueron detenidos y otros dos uniformados que se encuentran fuera de la ciudad estarían en camino a presentarse en dependencia policial.
Las detenciones se produjeron hoy, entre las 19 y las 21, a cargo de agentes de la Policía Federal y bajo la firma del fiscal de homicidios dolosos Adrián Spelta.
La audiencia imputativa se realizará el próximo jueves, cuando se conozcan los roles que corresponden a cada acusado.
El doble homicidio ocurrió el viernes 23 de junio pasado a las 11 de la mañana. El Volkswagen Up en el que viajaban las víctimas habría evadido un control vehicular en la zona de Grandoli y Gutiérrez y, tras ser perseguido por varios patrulleros que se fueron sumando por distintas arterias del sur rosarino y Villa Gobernador Gálvez, se estrelló contra un árbol en Callao y Cazadores, a una cuadra de Callao. Ambos muchachos murieron baleados por una ráfaga indiscriminada de disparos que partieron de las armas de policías del Comando Radioeléctrico y la Policía de Acción Táctica (PAT). Medina recibió al menos nueve tiros; Campos otros cinco.
Los familiares de las víctimas niegan que hayan abierto fuego y denuncian que dos viejas armas halladas dentro del auto fueron "plantadas" para encubrir un caso de "gatillo fácil".

Comentarios