Policiales
Martes 23 de Mayo de 2017

Detenido en la autopista a Santa Fe con 82 cápsulas de cocaína en el estómago

Es un pasajero boliviano que iba en micro. Lo internaron para que expulse la sustancia, que pesaría 1 kg 200. Casos que se repiten

Un hombre que trasladaba cocaína en cápsulas en su aparato digestivo fue apresado en un control de Gendarmería. Debido al peligro de que la droga se diseminara en su organismo con efectos letales, fue internado en terapia intensiva en el Hospital Eva Perón de Ganadero Baigorria.

El operativo se hizo ayer a la mañana en la autopista Rosario-Santa Fe cuando un ómnibus de la empresa Bolpar fue requisado por efectivos de las fuerzas federales. Ahí se constató que un hombre oriundo de Bolivia había evacuado 14 envoltorios con cocaína durante el viaje.

De inmediato, fue dispuesta su detención. Cuando fue puesto en custodia le confesó a los gendarmes que había tragado 82 cápsulas con clorhidrato de cocaína para poder trasladarla sin ser detectado por las fuerzas de seguridad, con la modalidad conocida como "mula".

El director del Eva Perón, Ariel González, contó ayer a la mañana que el paciente fue trasladado "por la ingesta de cuerpos extraños, presumiblemente algún alcaloide de cocaína, ahora tiene asistencia médica con control de sus parámetros vitales y esperando que realice la evacuación correspondiente".

"Los diagnósticos por imágenes confirman que hay diferentes cuerpos extraños en el tránsito intestinal", contó González. "Sobre el número preciso solo tenemos la referencia del paciente a Gendarmería. Lo que hacemos es acompañarlo durante este trayecto clínico".

El paciente no podrá ser trasladado a un centro de detención ni se le podrá tomar declaración hasta tanto no evacue las cápsulas de cocaína. Por las referencias informales del pasajero se estima que llevaba un kilo 200 gramos de droga de máxima pureza en su cuerpo.

Fuentes de la Defensoría Pública de la Justicia Federal de Rosario contaron ayer a este diario que es habitual que sorprendan a personas en tránsito tras haber ingerido cápsulas con droga, a partir de alguna indisposición o bien cuando por alguna razón imprevista la "mula" es retenida y confiesa la situación dado que necesita expulsar lo que lleva, lo que en caso contrario implica una muerte segura.

Es usual que las "mulas" sean personas de extrema vulnerabilidad social y que experimentan situaciones dramáticas al ser detenidas. Cuando se trata de bolivianos no pueden pedir su excarcelación por no conocer a nadie en Argentina de modo de ofrecer algún domicilio. Y en general los esperan familias en su país de origen a las que dejan de ver a la fuerza. Suelen cobrar 800 dólares por transportar cápsulas de este modo.

"Lo que suele suceder es que los detienen, dan aviso al juzgado federal y los jueces suelen ordenar a que estén bajo custodia hasta expulsar todas las cápsulas en un centro asistencial, porque allí van chequeando con radiografías que no queden en el organismo", dijo una fuente judicial. "Luego se determina la indagatoria para conocer la cantidad transportada. La imputación no se puede formular antes".

El fiscal a cargo del caso es Marcelo Degiovanni y el juez es Carlos Vera Barros. El detenido será asistido por un defensor oficial.

hospital eva peron. El furgón de Gendarmería trasladó al detenido.

Comentarios