Policiales
Jueves 30 de Marzo de 2017

Desbaratan una gavilla de usurpadores de viviendas e incautan armas poderosas

La policía detuvo a siete personas, entre ellas un prófugo de la Justicia, y secuestró ametralladoras, pistolas, proyeciles y otros implementos

Una serie de allanamientos ordenados por el fiscal de Flagrancia Fernando Sosa permitió desbaratar una gavilla que, con la venta de drogas como telón de fondo, se dedicaba a amenazar con violencia a vecinos de distintos barrios para usurpar sus viviendas. Entre los siete detenidos cayó el supuesto líder de la banda, Rubén Darío "Pato" Duré, quien estando preso por el crimen de un policía ocurrido hace ocho años quebrantó una salida transitoria.

En uno de los domicilios allanados se secuestraron dos pistolas ametralladoras, dos pistolas Glock calibre 9 milímetros, municiones, un chaleco antibalas y ropa similar a la utilizada por la policía provincial. Y en otra vivienda se incautó cocaína fraccionada para la venta, marihuana compactada y dos motos denunciadas como robadas.

A partir de la denuncia de una víctima que sufrió abuso de arma y lesiones en bulevar Seguí y Perú, el fiscal Sosa ordenó allanamientos en una casa de esa zona y en otros domicilios de Pasaje 1853 al 6000, Provincias Unidas al 6600 y barrio Puente Gallego. Así se desbarató una banda que, según la acusación, se dedicó a presionar a sangre y fuego a vecinos para usurparle sus viviendas.

Un arsenal

Con "información de calle", la División Judiciales de la Unidad Regional II logró desarticular la gavilla liderada por Duré. Este hombre de 37 años estaba preso por el asesinato del policía Emanuel Del Mastro, ocurrido el 18 de junio de 2009 un prostíbulo de Mendoza y Maipú. Luego de ser condenado en 2010 a 11 años de prisión, el 1º de noviembre de 2016 obtuvo una salida transitoria de la cárcel de Coronda y no volvió.

Dos de los operativos tuvieron resultado positivo. En una vivienda de Alsina al 5000, con apoyo del Grupo de Infantería de Respuesta Inmediata (Giri), personal de Judiciales a cargo de su jefa Silvina Pait, detuvo a seis personas, entre ellas un menor de 17 años que debajo de un colchón tenía un revólver calibre 38. Además del menor, allí fueron detenidos Ada A., Ramón Ariel A., Esther A. y Julián Ezequiel A.

En el interior de esa casa secuestraron también una pistola ametralladora FMK-3 y otra PAM con un silenciador importado; un revólver calibre 22 largo; una pistola Glock 11.25; una Glock 9 milímetros con un kit Roni, una carcasa con guardamanos y culata y mira de punto rojo.

Además se secuestraron dos cargadores de 40 proyectiles y cuatro de 20 balas, 400 cartuchos 9 milímetros y 200 calibre 11.25. Todo este arsenal estaba distribuido en dos cajas. Además hallaron una planta de marihuana, lo que motivó la intervención a la brigada operativa de la ex Drogas Peligrosas.

Entre las armas secuestradas llamó la atención, además del silenciador, el kit Roni que permite convertir una pistola en un subfusil agregándole al arma de puño una carcasa con guardamanos, una culata y un soporte para montar linternas, lásers y visores. Este kit tiene un valor estimado por investigadores en 15 mil pesos.

Los detenidos

El otro procedimiento positivo fue en Camino Viejo a Soldini al 2500, una zona de hornos de ladrillos. Allí detuvieron a Duré y a su pareja Fernanda A., de 35 años. Allí secuestraron 30.653 pesos, una moto Yamaha YBR 125 sin dominio, otra Honda Tornado 250 con guarismos adulterados, un block de motor perteneciente a un Renault 11, un chaleco balístico con inscripción de la policía santafesina, un juego de esposas, cuatro handies, una gorra de oficial de policía, ropa de fajina similar a la utilizada por la fuerza santafesina, 45 cartuchos calibre 9 milímetros, cuatro proyectiles calibre 38 y un rifle de aire comprimido. Además incautaron 72 gramos de cocaína fraccionada para la venta y alrededor de 6 kilos marihuana.

Hoy los detenidos serán imputados por Sosa en Tribunales. Duré y su pareja serán acusados por los delitos de encubrimiento agravado con animo de lucro (dos hechos), adulteración de guarismos, tenencia de arma y tenencia ilegítima de material especial. Mientras que el resto de los acusados serán acusados, en principio, por tenencia de arma de uso civil y de arma de guerra.

Comentarios