Policiales
Viernes 06 de Octubre de 2017

Denuncias cruzadas en un barrio a partir de una balacera

El hijo de un albañil herido denunció a un vecino como autor intelectual del hecho y aseguró: "Manda a balear casas para quedárselas y poner búnkers de drogas"

Un ataque a balazos ayer a la mañana contra un albañil de 50 años en la zona sur culminó con denuncias cruzadas entre la familia de la víctima y la de quien ésta sindicado como autor intelectual del atentado, un hombre que estuvo unas horas demorado junto con dos familiares por resistencia a la autoridad.

En ese marco las familias de ambos cruzaron denuncias a través de Canal 3. "Mi marido no hizo nada. Pero ese señor siempre lo acusa de todo lo que pasa acá en el barrio", cargó la mujer del acusado contra la víctima, dichos que originaron una cruda réplica de uno de los hijos del albañil herido, quien lo vinculó con un antiguo socio de Los Monos: "Ese hombre está vinculado con el mundo del hampa y tiene atemorizado a todo el barrio. Manda a matar pibes y a balear casas para comprarlas a bajo precio y después poner búnkers".

Finalmente, fuentes judiciales confirmaron que los tres demorados recuperaron la libertad a la tarde por falta de antecedentes y por no haber elementos, hasta ese momento, que los vincularan con el ataque. En tanto, la fiscal de Flagrancia Gabriela Bassagaisteguy, a cargo de la pesquisa, ordenaba medidas para dilucidar la mecánica del hecho y localizar a quien disparó, quien anoch no había sido identificado.

Herido

Fuentes judiciales confirmaron que el episodio que desencadenó las denuncias ocurrió ayer alrededor de las 9 en Lamadrid al 3300. Según relató la policía, Domingo Antonio G. es vecino de la zona y estaba en la vía pública cuando un desconocido que circulaba en una moto le disparó. La víctima sufrió heridas de arma de fuego en el glúteo y cerca de una oreja, por lo que fue trasladada al Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca).

Si bien no identificó a quien le disparó, el albañil acusó con firmeza a su vecino César G. de ser quien ordenó el atentado por "problemas de vieja data". La policía fue a buscarlo y, según los voceros consultados, el acusado ofreció resistencia por lo cual fue demorado con dos parientes suyos. En ese marco, la esposa fue entrevistada por un móvil de Canal 3 en la puerta de la comisaría 18ª.

"Dijeron que fue mi marido, pero él no fue. Hace rato que tiene una disputa con este señor, que tiene problemas con todos los vecinos y siempre acusa a mi marido por todo lo que pasa", señaló la mujer de G.

Un dato llamativo de lo sucedido tiene que ver con una decena de cámaras de vigilancia que el acusado tiene dispuestas en torno a su vivienda, algunas incluso en la vía pública. Al respecto, su pareja sostuvo que las colocaron porque el denunciante los acusaba de todo lo que pasaba en el barrio, "entonces mi marido decidió poner las cámaras, aparte porque tenemos otros depósitos más", en cuanto al trabajo que realizan.

Sobre la detención de César G., su esposa relató que la policía fue a su domicilio a entrevistarlo porque lo habían acusado y que en ese contexto, "cuando quisieron llevárselo hubo un forcejeo", motivo por el cual también se llevaron demorados a dos familiares del acusado.

"Negocios raros"

Las declaraciones no cayeron bien en el entorno de la víctima y fue Walter, uno de sus hijos también albañil, quien brindó al mismo canal de televisión su versión de lo ocurrido.

"Este señor no puso cámaras porque mi papá lo denuncia sino porque se maneja en el mundo del hampa. Hizo matar o desaparecer chicos en el barrio, donde todos le tenemos miedo, porque manda a tirar tiros a casas para luego quedárselas a bajo precio y poner búnkers de droga", señaló el joven, quien aseguró haber "denunciado en Fiscalía" que "nos tiene amenazados con sus soldaditos y con sus sobrinos, que están prófugos por homicidio".

Al respecto, sostuvo que el acusado "está asociado con (Jorge) Laferrara, que es su cuñado", en alusión a un antiguo socio de la banda de Los Monos que cumplió algunas condenas por narcotráfico y al menos una por homicidio.

"Se creé el dueño del barrio y tiene una distribuidora de dudosas actividades", abundó el denunciante sobre César G. Y respecto de las cámaras colocadas en la cuadra, manifestó que "justo ahora que balearon a mi viejo, dicen que no andan por la tormenta".

Walter admitió un conflicto de antigua data entre su padre y César G. "Somos albañiles y estábamos haciendo un galpón, pero nos hizo apretar con los soldaditos para no pagarnos", explicó el joven, y continuó detallando los "negocios raros" de su vecino. "De madrugada llegan camiones del norte a los depósitos que este hombre tiene en la cuadra", dando a entender que allí se cometen ilícitos, aunque no lo dijo directamente.

"Acá no se puede vivir más, nunca se hizo nada. Este señor tiene comprada la comisaría 33ª, donde nunca nos toman denuncias. No podemos salir porque los soldados de este señor tiran a cualquier lado. Este maneja mucha plata y tapa todo", dijo finalmente.

Liberados

En ese contexto, fuentes de la Fiscalía Regional Rosario confirmaron ayer a la tarde que, luego de estar unas horas demorados en la comisaría 18ª, César G., Verónica G. y Alfio G. recuperaron la libertad por no tener antecedentes. No obstante, se les abrió un causa por resistencia agravada a la autoridad ya que "por el momento no se pudieron corroborar elementos que los vinculen con el hecho" de la balacera contra Domingo G.

En ese marco, los voceros judiciales consultados afirmaron no haber encontrado las denuncias a las que aludió el hijo de la víctima y afirmaron no tener conocimiento sobre alguna investigación en la que estuviera mencionado César G.

"Dijeron que fue mi marido, pero no fue así. Este señor (por la víctima) lo culpa de todo lo que pasa en el barrio"

Comentarios