Policiales
Martes 27 de Junio de 2017

Denuncian gatillo fácil los familiares de jóvenes asesinados tras una persecución

"Plantaron las armas" dijeron tras reunirse con el fiscal Spelta, que anunció que las pericias del caso serán realizadas por la Policía Federal

Familiares David Ezequiel Ocampo y Alejandro Emanuel Medina, los jóvenes asesinados el viernes dentro de un auto por una ráfaga de balas policiales luego de una persecución con un confuso desenlace en Callao y Arijón, encuadraron ayer lo sucedido como un caso de gatillo fácil y convocaron para el próximo viernes a una marcha con velas para exigir el esclarecimiento.

En ese marco, el fiscal de Homicidios Adrián Spelta anunció que las pericias y el cotejo balístico de las casi 30 armas oficiales incautadas en la escena serán realizadas por la Policía Federal. Se espera así determinar la responsabilidad de cada uno de los 19 policías que participaron del incidente.

El viernes

El hecho se desató el viernes al mediodía cuando las víctimas circulaban en un Volkswagen Up gris de Ocampo que manejaba Medina. En Grandoli y Gutiérrez evadieron un control policial de rutina y eso originó la persecución de media hora por la zona sur hasta Callao y Cazadores. En ese lugar el auto chocó contra un árbol y sus ocupantes fueron rodeados y baleados por la policía, que justificó su reacción alegando que les habían disparado desde el Up.

Ayer al mediodía, agolpados en un hall, familiares y allegados a las víctimas se reunieron con Spelta, quien les brindó detalles de la investigación, confirmó una serie de medidas en curso y les comunicó que las pericias serán realizadas por la Policía Federal (ver aparte).

Con indisimulables muestras de angustia, al salir los familiares denunciaron ante los medios que las víctimas fueron "asesinadas como perros", que "plantaron" las dos armas halladas en el auto y que uno de los policías que intervino tenía "carpeta psiquiátrica".

"Los ejecutaron"

Aunque el llanto no lo dejaba hilvanar más de dos o tres frases, y sosteniendo como podía de un brazo a su mamá, Flavio Medina razonó que su hermano y David "se asustaron, chocaron y los mataron, los ejecutaron. No tenían armas, no había armas. Que se haga justicia y vayan presos los que hicieron eso", reclamó.

Un hermano y el padre de Campos también se mostraron muy afectados. "Mataron a mi hijo, que iba de la casa al trabajo todos los días. Se equivocaron y fue con la vida de una persona. Quiero justicia por mi hijo y por toda la gente. Mi hijo no era de hacer daño ni molestar. Se llevaba bien con los compañeros de trabajo, con los amigos", dijo Eduardo, flanqueado por su hijo Germán.

"No tenemos nada claro. Desgraciadamente, como es contra la policía, nos costará conseguir testigos", aventuró. Y si dudar, remarcó que las armas halladas en el auto no eran de su hijo: "Las plantaron. Mi hijo no tiraba ni con la gomera ¿qué arma va a tener? Todos los domingos hago un asado para reunir a mi familia en la mesa, no fallo un domingo, pero este no lo tuve. Más no puedo decir: me robaron la vida de mi hijo, un chico sano".

Eduardo es camionero y se enteró de la muerte de su hijo camino a Mendoza, a la altura de Casilda. Al tratar de explicarse la reacción de los jóvenes que desató la persecución, sostuvo: "Si te apura alguien y no lo conocés te podés asustar, puede ser. Pero los mataron como perros. Si vos sos policía y querés detener a alguien disparás las ruedas y no puede seguir viaje".

A su lado Germán insistió con que "las armas fueron plantadas. Vamos a seguir hasta el final con esto. Arruinaron a dos familias que todos los domingos tenían una mesa completa, y ahora falta una silla. ¿Cómo le explico ahora a mi vieja y a mi viejo que tuve que ir a buscar a mi hermano muerto?".

Carpeta médica

Para terminar hizo una denuncia que, según la fiscalía, es tenida en cuenta en la investigación. "Esto es gatillo fácil. Hay una persona a la que le dieron un arma después de dos años de haber estado con carpeta psicológica. ¿Por qué se la volvieron a dar? No voy a recuperar a mi hermano, pero no voy a parar junto a mi familia hasta que se haga Justicia".

Organizan marcha y piden testigos

Los familiares de David Ocampo y Emanuel Medina convocan a una marcha pacífica con velas para exigir justicia y el esclarecimiento del hecho. Será el viernes 30 a las 18, y se marchará por Arijón desde Oroño hasta Callao. Desde la Fiscalía de Homicidios se pide la colaboración de testigos a quienes se les garantiza reserva de identidad y pueden comunicarse con la Fiscalía de Homicidios al 4721928 o concurrir a Montevideo 2278.


Comentarios