Policiales
Domingo 09 de Julio de 2017

Denuncian "destrato humanitario" a integrantes de megabanda delictiva

Lo hicieron los abogados defensores de los 16 apresados el martes pasado por una serie de escruches, entraderas y otros delitos graves

La audiencia imputativa en la que fueron acusados 16 integrantes de dos violentas bandas criminales dedicadas a la comisión de entraderas, salideras y escruches, grupos liderados por "Lichy" Romero y "El chino Luis", incorporó al debate la denuncia por parte de los abogados defensores sobre los malos tratos recibidos por los presos de parte de agentes del Servicio Penitenciario.

   En la extensa audiencia imputativa realizada el viernes, cada uno de los defensores expresaron que a sus pupilos no se les brindaron las mínimas condiciones humanas de detención en la Unidad Penitenciaria Nº 6 de Francia al 5200 y que hasta octubre de 2014 fuera la alcaidía mayor de Jefatura de la Unidad Regional II. "Les dieron de comer una sola vez en cuatro días", indicó el abogado Ignacio Carbone. En su resolución, el juez Hernán Postma dio por notificada de la situación a las fiscales Cecilia Brindisi y Valeria Haurigot, quienes expresaron en la audiencia que anoticiarían sobre lo sucedido a su par de la Unidad de Violencia y Corrupción Institucional, Karina Bartocci, para que valorara lo denunciado.

Pedido humanitario

"Solicitamos, como una cuestión humanitaria, si los familiares acá presentes pueden comprar algún alimento para que los detenidos puedan comer en el entrepiso del tribunal. Comieron una sola vez en cuatro días", pidió el abogado Ignacio Carbone al juez Hernán Postma cuando ya la audiencia imputativa a las bandas de "Lichy" Romero y "El chino Luis" era cosa juzgada.

   El juez preguntó a las fiscales si habilitaban el pedido, lo cual hicieron sin negarse. Al momento de resolver, el juez Postma hizo una mención especial sobre la cuestión y recordó que 24 horas antes su par Héctor Núñez Cartelle había ordenado, ante un pedido de los defensores, que el Servicio Penitenciario de la provincia repara esa incongruencia.

   La fiscal Haurigot, en el tramo final de la audiencia, advirtió que se comunicaría con su par Karina Bartocci para ponerla al tanto de "este grave incumplimiento por parte del Servicio Penitenciario".

Acusados tras las rejas

El viernes a la mañana, 16 personas se sentaron en el banquillo de los acusados para escuchar las imputaciones que les realizaron las fiscales Brindisi y Haurigot. Quince de ellos fueron acusados de integrar una megabanda en la cual se interrelacionaban los hombres que respondían a "Lichy" Romero (afincado en el barrio Municipal de Nuevo Alberdi) y la de "El chino Luis" (con epicentro en la zona sur de la ciudad), que se ganan la vida cometiendo robos violentos con armas y escruches.

   Por su parte, la madre de los Romero fue acusada del delito de encubrimiento por "favorecimiento personal" ya que tras la detención de su hijo "Lichy", el 18 de junio, llamó a las víctimas del robo para apretarlas. Su intención era que no denunciaran o retiraran la denuncia contra el más conocido de los Romero de la zona noroeste rosarina.

Asociación ilícita

A catorce de los imputados las fiscales los acusaron de integrar una asociación ilícita dedica a múltiples delitos que tenía como líderes a "Lichy" Romero, "Veneno" o "El Viejo" F. y Luis R., los dos últimos apuntados como jefes de la banda del "El chino Luis".

   Pero antes de exponer sus argumentos defensivos (de los que se dio cuenta en la edición de ayer de este diario) los abogados Ceferino Gómez, Carlos Varela, Ignacio Carbone, José Diego Ghirado, Marcelo Martorano, Marcelo Piercecchi, Alberto Tortajada y el defensor oficial Francisco Broglia contaron que sus clientes varones sufrieron un "destrato humanitario" desde su detención, el martes 4 de julio, hasta el día de la audiencia.

   Los defensores fueron enumerando elementos que partieron desde la falta de alimentos e higiene hasta que "les tiraron algo de comida en el piso", como indicó uno de los profesionales. El juez Postma los fue escuchando y anotando sobre lo denunciado. Y llamado a resolver le hizo un pedido expreso a la fiscales para que tomaran cartas en el asunto, algo que Nuñez Cartelle ya había ordenado el día previo a la masiva imputativa.


Comentarios