Policiales
Viernes 31 de Marzo de 2017

De Olazábal: "La periodicidad en la gestión es un avance"

Con un último pedido para que el Ministerio Público de la Acusación (MPA) cuente con los recursos necesarios "para mejorar su servicio a la población", el fiscal general de la provincia, Julio de Olazábal, se despidió ayer en Rosario del cargo que ejerció durante seis años en los que tuvo a cargo la implementación del nuevo sistema penal.

Con un último pedido para que el Ministerio Público de la Acusación (MPA) cuente con los recursos necesarios "para mejorar su servicio a la población", el fiscal general de la provincia, Julio de Olazábal, se despidió ayer en Rosario del cargo que ejerció durante seis años en los que tuvo a cargo la implementación del nuevo sistema penal. "Mientras haya una víctima reclamando justicia nunca voy contento por lo que se hizo. Es una insatisfacción permanente. No obstante, logramos el objetivo principal de instalar este ministerio público y contribuir a la sustitución de todo un sistema de justicia en la provincia", sostuvo en conferencia de prensa en la que anunció su retiro como funcionario judicial y adelantó que continuará dedicándose a la docencia.

En primer lugar De Olazábal rescató la renovación de los mandatos en un sistema como el judicial, donde son tan comunes los puestos vitalicios. "La periodicidad de la gestión me parece un avance muy importante porque permite una renovación de autoridades y eso posibilita que de una gestión a la otra se puedan fijar nuevas políticas atendiendo a nuevas realidades", sostuvo.

Consultado sobre su balance sobre el nuevo sistema penal implementado en febrero de 2014 sostuvo que "falta mejorar mucho. Hay muchas cosas que no se pudieron hacer por falta de recursos. Se puso el sistema en funcionamiento en toda la provincia y así se pudo cumplir con el ideal de que todos los santafesinos fueran tratados en forma igualitaria ante la ley, pero al mismo tiempo provocó que no tuviéramos todos los recursos disponibles".

"Un sistema procesal —añadió— no sólo implica cambiar los procedimientos del juicio sino cómo se llega a ese proceso. Y en los últimos tiempos el cambio fundamental fue poner en marcha un organismo de investigaciones con un cuerpo profesionalizado y una serie de cambios inimaginables hace unos años. No se trata de cambiar para decir que estamos teóricamente mejor sino que este sistema permitirá un mejor servicio a la población".

Al respecto, ponderó que la posibilidad de que las políticas criminales se vayan renovando en función de las necesidades de la población, especialmente "en épocas de acelerados cambios sociales como esta. Seguramente el próximo fiscal general modificará algunas políticas y acentuará otras".

Legitimidad

En ese sentido, De Olazábal se refirió a los constantes pedidos del MPA por más recursos. "Se necesita muchísimo más. Un fiscal no puede trabajar en soledad o con otros fiscales, necesita de un equipo de trabajo y para eso se necesita más personal. Entre lo que no se pudo lograr por falta de recursos está la necesidad de crear fiscalías especiales, algunas con competencia en toda la provincia o en ciertas jurisdicciones. Para eso también faltan más recursos y quienes sigan tendrán que insistir en esa necesidad, pero creo que esto será más sencillo de lograr puesto que el reconocimiento que se hace de la fiscalía como actor principal de la investigación y juicio de los casos hace que tengamos más legitimidad y más valor nuestros reclamos".

Comentarios