Policiales
Viernes 25 de Agosto de 2017

Cuatro detenidos y droga secuestrada en nueve allanamientos

El operativo lo realizó en Tablada Prefectura Naval y desarticuló una banda de mujeres que se dedicaba a la venta y reparto de estupefacientes.

Dos hombres y dos mujeres fueron detenidas por efectivos de Prefectura Naval en nueve allanamientos ordenados por los jueces federales Carlos Vera Barros y Marcelo Bailaque en la zona conocida como "La U", en el barrio Tablada, un lugar en el que las balaceras son motivo de conversación cotidiana entre los vecinos. Los apresados fueron sindicados como parte de una gavilla dirigida por mujeres dedicadas a la venta de estupefacientes y quedaron a disposición del juez Vera Barros y el fiscal federal Mario Gambacorta, quienes habían requerido siete de los procedimientos. Además se incautaon 600 gramos de marihuana fraccionada para la venta, poco menos de 100 gramos de cocaína en 47 tubitos de acrílico, una cantidad indeterminada de psicotrópicos, 53 mil pesos en efectivo, seis celulares, 19 memorias de celular, tres pen drives, cinco chips de telefonía celular y dos tablets.

Barrio cercado

El jueves a la tarde un centenar de efectivos de Inteligencia Criminal Rosario de Prefectura se desplegaron en cuatro puntos de Tablada: Centeno al 200, Chacabuco al 3700, Patricias Argentinas (prolongación de Colón) al 4000 y Ayacucho a la misma altura. Llevaban nueve órdenes de allanamientos rubricadas por los jueces Carlos Vera Barros (siete) y Marcelo Bailaque (dos). Tras los operativos fueron detenidos dos hombres de 30 años y dos mujeres, de 50 y 53 años respectivamente.

"Las investigaciones comenzaron hace cinco meses y son tres causas diferentes en el mismo territorio. Esos expedientes están en manos de los jueces Vera Barros y Bailaque", comentó una fuente de la investigación. Uno de los objetivos del operativo era desarticular una serie de bocas de expendio y reparto de drogas comandados por una mujer apodada "Gordy", quien no estaría entre los detenidos. "Es una banda de mujeres que se quedaron con el negocio después de que sus maridos y parejas fueran presos o asesinados", describió la fuente.

A principio de año, el 8 de febrero, efectivos de la Brigada Operativa II de la Dirección de Control de Adicciones de la policía santafesina irrumpieron en tres domicilios ubicados en inmediaciones de "La U": dos en Centeno al 200 bis y el tercero en Berutti al 4000. Esa investigación está en manos de Vera Barros y el objetivo de los allanamientos fue "La granja del Turco". También hubo cinco detenidos y ante la inexistencia de una voz oficial en la Justicia Federal para cotejar información, se desconoce si ambas investigaciones forman parte del mismo expediente.

Disputa territorial

Los puntos allanados en simultáneo por Prefectura el jueves marcan mojones importantes en el mapa de violencia territorial de Tablada. Como botón de muestra puede recordarse que la esquina de Ayacucho y Centeno es un lugar en el cual las balaceras son cotidianas y han tenido como resultado muertos y heridos que ganaron espacio en las crónicas policiales. Algunos fruto de la disputa entre transas y otros por el histórico enfrentamiento de las bandas de calle Centeno vs. la de calle Ameghino. También es un territorio en el que distintas fuerzas de seguridad despliegan allanamientos en búsqueda de estupefacientes. El último enfrentamiento entre bandas del que se tenga conocimiento ocurrió el sábado pasado en el pasillo que se abre en Ayacucho 4098.

Fuentes de la pesquisa indicaron que una de las bocas de expendio sacadas de circulación estaba ubicada en una vivienda, en el interior de ese angosto pasillo, a unos 40 metros de calle Ayacucho. Las huellas de balazos en puertas, fachadas y tapiales de las viviendas muestran que el poder del plomo puede desconocer el objetivo de un ataque. La casa allanada tenía una puerta de chapón color gris oscura que desentonaba con las del resto del pasillo.

"Lo que indican testigos es que los compradores llegaban hasta este lugar, tocaban timbre y les vendían. Así, a la vista de todos los vecinos. Uno de los inconvenientes que tiene la investigación es que cambiaban los lugares de venta y hacían muchos negocios por delivery. El búnker, el punto de venta fijo, está en vías de extinción", explicó el vocero consultado. Otros de los puntos álgidos de los procedimientos se centró en Centeno al 200, dondee se llevaron adelante cinco allanamientos.


Comentarios