Marcos Cella
Martes 07 de Febrero de 2017

Cruces entre Marcos Cella y funcionarios del socialismo

El caso del abogado Marcos Cella, imputado como partícipe secundario de un crimen atribuido a un cliente suyo, sigue generando cruces entre actores del poder político y del ámbito judicial.

El caso del abogado Marcos Cella, imputado como partícipe secundario de un crimen atribuido a un cliente suyo, sigue generando cruces entre actores del poder político y del ámbito judicial. Mientras el letrado deslizó que su detención fue "un mensaje político del socialismo" que gobierna Santa Fe, la junta provincial de ese partido repudió sus declaraciones y señaló que el letrado "debe responder ante la Justicia frente a las acusaciones que hoy pesan en su contra y que lo vinculan al accionar delictivo de uno de sus defendidos".

Ayer también se refirió al tema el ministro de Justicia de la provincia, Ricardo Silberstein. "Una cosa es el ejercicio de la defensa y otra participar de un delito. Los abogados no tienen coronita ante la ley. Al contrario, tienen una enorme responsabilidad por tener conocimiento del derecho", sostuvo, y agregó: "Sorprende que (Cella) haga una imputación al Poder Ejecutivo cuando su detención fue ordenada desde el Ministerio Público de la Acusación. El Ejecutivo no tuvo ninguna participación".

Por su parte, el gobernador Miguel Lifschitz optó por no estigmatizar. "Es un caso puntual, no hay que generalizar la situación ni estigmatizar a los penalistas", sostuvo, para aclarar: "Hay casos en los que el profesional, puede ser abogado, contador, empresario, personas que están vinculadas a organizaciones delictivas y colaboraron con ellas para que tengan impunidad, puedan blanquear dinero para que puedan sortear el accionar de la Justicia o de la policía y esto debe ser castigado como corresponde, es un delito".

Respecto de si el caso Cella puede leerse como mensaje para los abogados penalistas, afirmó: "No sé si hay alguien que tenga cola de paja pero que yo sepa no hay ninguna lista. Simplemente en este caso particular hubo evidencias que surgen de escuchas telefónicas".

Finalmente, la Junta Provincial del Partido Socialista consideró que las acusaciones de Cella son "parte de una estrategia defensiva que intenta desviar la atención de sus reales responsabilidades ante el hecho concreto que se le imputa", para agregar: "Aspiramos a que la Justicia establezca, sin privilegios ni condicionamientos, la inocencia o la culpabilidad de quien hoy aparece fuertemente sospechado de ayudar a un delincuente a cometer un grave ilícito".

Comentarios