Policiales
Martes 18 de Julio de 2017

Coordinación de las demás ciudades de la provincia

El OJO coordinará las operaciones policiales no solamente de Rosario sino de la mayoría de las ciudades de la provincia. Los despliegues serán previstos según tres modalidades o capas. La capa 1 es la disposición del patrullaje por cuadrículas en las ciudades de Rosario y Santa Fe. Esto equivale a las intervenciones policiales, realizadas por móviles que están en movimiento el territorio, no en una base como puede ser un playón o una comisaría.

La capa 2 es la prevención mediante el patrullaje que se asigna según la necesidad que marcan los mapas delictivos y es flexible según la mutación del delito. La capa 3 son los dispositivos extraordinarios y operativos especiales (ejemplo los que se hicieron en vastas zonas del sur por el casamiento de Lionel Messi o los del Día de la Bandera).

Este plan se complementará con la refuncionalización del sistema de las 32 comisarías de Rosario que serán reemplazadas por siete estaciones policiales: seis en cada centro de distrito en que se divide el municipio y una en Villa Gobernador Gálvez. El secretario general de la Municipalidad, Pablo Javkin, señaló que están avanzadas las gestiones de selección de predios para levantar estos siete edificios distritales, que serán de gran envergadura. Se prevé que funcionen en una manzana. Estarán dotadas de dormitorios, gimnasio, armeros y playones de vehículos.

El director de Arquitectura del Ministerio de Seguridad, Cristian Caturelli, indicó que la expectativa es que estos edificios puedan concretarse hacia el final de 2018. Un diagnóstico de la cartera de Seguridad de hace un año revelaba la inutilidad operativa de las actuales comisarías para enfrentar el delito. El informe indicaba que la mitad de ellas carecían de plan de patrullaje, y aquellas que sí lo tenían no ajustaban el movimiento de los móviles a ningún criterio sobre la información del delito, sino que lo hacían de modo aleatorio, sin estadística clara ni fuentes de datos verificables, sin lógica para ubicar los lugares de conflicto.

Comentarios