Policiales
Jueves 22 de Junio de 2017

Confirmaron 30 años de cárcel al autor del crimen de dos hinchas de Newell's

Un Tribunal de Apelación Oral confirmó por unanimidad la condena a 30 años de prisión para un joven acusado de matar a Leonardo Boladián y Walter Palacios, dos hinchas de Newell's Old Boys asesinados a sangre fría en diciembre de 2013 cuando emprendían el regreso a Buenos Aires en una combi tras presenciar un partido que el equipo rojinegro había disputado en el estadio Coloso del Parque contra Lanús.

Un Tribunal de Apelación Oral confirmó por unanimidad la condena a 30 años de prisión para un joven acusado de matar a Leonardo Boladián y Walter Palacios, dos hinchas de Newell's Old Boys asesinados a sangre fría en diciembre de 2013 cuando emprendían el regreso a Buenos Aires en una combi tras presenciar un partido que el equipo rojinegro había disputado en el estadio Coloso del Parque contra Lanús.

A esa decisión llegaron los camaristas Bibiana Alonso, Alfredo Ivaldi Artacho y Carina Lurati al dar a conocer la sentencia definitiva contra José Antonio "Coco" Gázquez, de 22 años.

El 15 de diciembre de 2013 a las 21.10 Gázquez iba en una moto por bulevar Oroño y Seguí vestido con una camiseta de Rosario Central. Allí se trenzó en una discusión con los ocupantes del minibus en el que viajaban simpatizantes rojinegros bonaerenses de la "Peña Vieja Amelia", que habían asistido al partido entre Newell's y Lanús y volvían a Buenos Aires.

Según la acusación, tras ese incidente verbal Gázquez fue hasta su casa, buscó un arma y le pidió a su hermano que lo acompañara en busca de venganza. Entonces persiguió en la moto al minibus y en Oroño al 5800 lo traspasó. Enseguida, sin miramientos ni prestar atención al intenso tránsito, efectuó disparos de arma de fuego contra el vehículo causando la muerte de Boladián, de 34 años y oriundo de la ciudad bonaerense de Grand Bourg; y de Palacios, que tenía 39 años y vivía en Ramos Mejía. En el mismo hecho Solange Palacios, de 29 años y hermana de Walter, recibió una bala en el hombro izquierdo; y una niña de 9 años sufrió la fractura expuesta de un dedo como consecuencia de ser alcanzada por otro proyectil.

Gázquez, en tanto, escapó del lugar y fue apresado a los seis días a partir de datos anónimos que lo incriminaban. Después se entregó su hermano Luis Miguel, el presunto cómplice que conducía la moto.

Una pena alta

El año pasado el juez de Sentencia Nº4, Julio Kesuani, había condenado a "Coco" Gázquez por ese doble crimen y la tentativa de homicidio de las personas lesionadas a la pena única de 30 años de prisión. Ese monto se unificó con otras condena que tenía el muchacho por tentativa de robo simple, encubrimiento agravado por robo y uso de arma de fuego en grado de tentativa.

La Fiscalía y la Defensa interpusieron recursos de apelación y ayer se dio a conocer la sentencia definitiva en una audiencia donde compareció el acusado acompañado de su abogado defensor Marcelo Piercecci y la fiscal de Cámaras María Eugenia Iribarren.

En un fallo unánime, el tribunal a través de la juez Bibiana Alonso confirmó la pena de 30 años. La funcionaria leyó dos párrafos de la decisión tras explicar que hubo "indicios suficientes" para llegar a "una fundamentación razonada que determinara la autoría en manos del imputado".

Tras analizar el caso, el Tribunal encontró la pena "ajustada derecho" por la gravedad del hecho "y el comportamiento del imputado", que se interpretó como una claro acto de venganza luego de disparar indiscriminadamente con las consecuencias conocidas.

Comentarios