Policiales
Viernes 16 de Junio de 2017

Confirman condenas a los hermanos Damario por matar a un joven

Milton deberá pasar 16 años preso y Oscar, 17. Es por asesinar a Lucas Espina en enero de 2013, cuya madre también fue ultimada por denunciar a los imputados

Un único testigo de barrio Tablada que se animó a hablar logró que se dictara condena por el homicidio de su amigo Lucas Espina, un joven de 25 años acribillado con ametralladoras desde un auto en enero de 2013. El caso no sólo fue brutal en su ejecución sino también en sus derivaciones. Un año después fue asesinada a tiros en su casa Norma Bustos, la madre de Espina, quien había acusado a los hermanos Milton y José Damario de matar a su hijo. El aporte de ese testigo, que está bajo la tutela de un programa de protección, convenció a tres jueces que ayer confirmaron las condenas a 16 y 17 años de prisión contra los Damario como coautores del crimen.

Los camaristas Carina Lurati, José Luis Mascali y Bibiana Alonso confirmaron las penas que habían recibido Milton Damario, de 28 años, y su hermano José, de 30, en agosto pasado. Entonces el juez de Sentencia Gustavo Salvador les impuso 16 años al primero y 17 al segundo como coautores de homicidio agravado por el uso de arma de fuego y por intentar matar a dos amigos de Espina que lograron escapar heridos pero con vida. Otro joven resultó ileso y es el testigo clave en la causa.

Este joven huyó corriendo de los plomos y desde atrás de unos autos reconoció a los Damario. Luego sufrió amenazas y debió irse del barrio.

Aunque a Milton y a José los condenaron por el mismo delito, los montos de las condenas difieren porque fueron unificadas con penas previas que cada uno acumulaba. En otro fallo, en tanto, otro tribunal absolvió a Milton en una causa por resistencia a la autoridad en la que fue condenado a 2 meses de prisión.

La confirmación de las condenas por el crimen de Espina (que parecía destinado a quedar impune y por cuyo esclarecimiento dio batalla Norma Bustos) ocurrió a sólo un mes de que Milton fuera absuelto por otro homicidio resonante: el de Juan Pablo Colasso, ejecutado frente a su casa de Villa Gobernador Gálvez el 14 de noviembre de 2012.

Por ese crimen fueron condenados el ex barra brava de Newell's Luis "Pollo" Bassi y Facundo "Macaco" Muñoz. Éstos, junto a Damario, fueron absueltos en un juicio oral por el asesinato del ex jefe de Los Monos, Claudio "Pájaro" Cantero, baleado el 26 de mayo de 2013 frente a un boliche de Villa Gobernador Gálvez.

Lucas Espina tenía 25 años cuando lo asesinaron delante de tres amigos, a media cuadra de su casa de Tablada, en Pavón al 4600. Desde ese día su madre, que lo asistió en su agonía, señaló a los hermanos Damario, a quienes sus vecinos adjudicaban un violento control del territorio. A la mujer la acallaron a tiros el 20 de noviembre de 2014 a través de la ventana enrejada del quiosco que atendía en su casa. Recibió tres disparos y su muerte aún no fue aclarada.

Aporte invalorable

El otro aporte fue el de Ariel L., el único testigo del hecho que se animó a hablar. "Ese sábado, a eso de la 1, estábamos en Santa Rosa de Lima y Pavón tomando la primera cerveza de la noche. A esa hora aparece un auto gris con vidrios polarizados (un Bora, un Peugeot 206 o VW Gol), bajan los vidrios del lado del acompañante, apoyan las ametralladoras en la puerta y empiezan a disparar", declaró. También detalló que él estaba sentado a la derecha de Lucas Espina y a la izquierda de Omar D., de 19 años. Enfrente, apoyado sobre una columna, estaba Gonzalo "Colo" M., de 28 años. Los dos recibieron balazos.

El testigo precisó que los agresores eran cinco. Ante la descarga de disparos, "como treinta en unos segundos", él se refugió detrás de unos autos frente a una casa donde se festejaba un cumpleaños. Una bala le llenó de polvillo los ojos al impactar cerca de él. Cuando constató que no estaba herido miró hacia la zona del ataque y vio a tres personas que bajaron del auto. Reconoció a dos: "Milton Damario del lado del conductor y José Damario del lado del acompañante".

Recordó que los atacantes gritaban enfurecidos "entreguen a Joel".Es que aunque mataron a Lucas buscaban a Joel Sibulski, quien había salido de prisión 15 días antes. "Lo único que les miré fue las caras. Se bajaron con armas", continuó Ariel L., que describió pistolas 9 milímetros y 11.25, como los casquillos hallados en la escena.

El joven brindó ese relato tres veces. La primera vez en la policía, luego en Tribunalesy en la tercera vez se desdijo: aseguró que había acusado a los Damario por presiones de Norma Bustos. Pero tras unos días resguardado volvió a Tribunales y denunció que lo habían amenazado para que cambiara sus dichos. Confirmó su primera versión y pasó a un programa de protección de testigos.

Para los jueces su relato fue tan convincente que confirmaron íntegramente la condena. Las defensas habían planteado que el joven mentía y se apegaba a un "libreto". En cambio para el tribunal "fue claro, conciso y coincidente" y además respondió con seguridad el interrogatorio de las defensas en el juicio.

"No sólo dijo cómo fue la mecánica del hecho, sino que sindicó a los hermanos Damario como los que se bajaron del auto del que salieron los disparos. No mintió diciendo que los vio disparar. Fue claro. Ubicó las secuencias". El fallo destaca a Ariel L. como "una persona comprometida con la verdad, que por haberse decidido a decirla vive alejado de sus seres queridos, todo por no dejarse quebrar por el temor".

El temor a la delación

Tras los disparos que mataron a Lucas Espina e hirieron a dos de sus amigos, los atacantes irrumpieron en una casa del lugar donde se festejaba un cumpleaños. Amenazaron a una decena de personas y arrojaron con violencia al piso a un nene de un año. Pero nadie allí dijo haber visto o reconocido a los agresores. "Esto nos da la pauta de la impunidad con la que se manejan estas personas. Que sienten que pueden mostrarse libremente después de efectuar en la vía pública cerca de treinta disparos, dejando a tres personas heridas en la calle, con la tranquilidad de que difícilmente alguien los señale ante las autoridades", evaluó el tribunal que confirmó las condenas.

Comentarios