Policiales
Jueves 14 de Septiembre de 2017

Confirman condena a nueve años para el "Rey de la Efedrina"

La Cámara Federal de Casación ratificó un fallo de 2012 contra el rosarino Mario Segovia. Otra sentencia, a 14 años, quedó firme un año atrás

La Cámara Federal de Casación Penal confirmó una sentencia a 9 años de prisión que recibió Mario Roberto Segovia en el marco de una causa por el contrabando a México de casi 300 kilos de efedrina y pseudoefedrina —precursores químicos para la elaboración de drogas sintéticas— ocultos en cargamentos de azúcar.

Se trata de una de las dos condenas que en 2012 recibió el llamado "Rey de la Efedrina" por hechos distintos de un mismo delito; la otra, con una pena de 14 años de cárcel por traficar más de cuatro toneladas de dichas drogas en al menos 91 envíos, también fue ratificada en segunda instancia hace un año.

La confirmación se conoció ayer luego de que los jueces Ana María Figueroa, Liliana Catucci y Alejandro Slokar rechazaran los recursos de casación interpuestos por las defensas de los imputados, a quienes les ratificaron sus respectivas condenas: Rubén Galvarini, a siete años de prisión; Jorge Gómez (seis años), Maximiliano Iñurrutegui (tres años), Colángelo (dos años y 8 meses) y las penas impuestas a las firmas South American Dock, Sadocks SA y Euromac SRL.

Atrapado

Segovia fue detenido en noviembre de 2008. El rosarino había experimentado un vertiginoso crecimiento económico luego de que en 2003 afrontara un juicio por desalojo por no pagar el alquiler.

Cinco años después, al ser apresado, se le atribuyó la propiedad de una costosa casa en Fisherton donde se halló un Rolls Royce Phantom valuado en 600 mil dólares, dos camionetas Hummer y una Land Rover. También se encontraron varios lingotes de oro, 275 mil euros, 70 mil dólares, 3.500 libras esterlinas y diez armas de fuego.

Las investigaciones sobre su papel en una red de contrabando como proveedor de precusores químicos bajo el alias de Héctor Benítez le valieron dos condenas en 2012. La primera, en marzo de ese año, fue a nueve años de prisión por contrabando simple agravado por haber utilizado documentación aduanera falsa, por la intervención de tres o más personas y por ser perjudicial para la salud.

Esa condena, confirmada ayer, juzgó la exportación de 294 kilos de efedrina y pseudoefedrina y el intento de contrabando de otros 523 kilos, así como las importaciones de sustancias como ricinina y aconitina en escasas cantidades.

La investigación se inició en 2007 con el hallazgo de esa carga oculta en un cargamento de 12 toneladas de azúcar marca M&K por parte de Iñurrutegui, cuyo exportador fue la firma Euromac, representada por Colángelo. La efedrina camuflada en azúcar fue encontrada luego en una sede de la firma Mercadeo y Logística Comercial Pegasso, de Naucalpan, en México.

En ese contexto la Justicia encontró más tarde otro cargamento de paquetes de azúcar de la misma marca en el depósito de South American Docks, en el barrio porteño de Barracas, listo para ser exportado a México. Según la acusación, Segovia había proveído las sustancias a Gómez y Galvarini, quienes se ocuparon de camuflarla y acopiarla en un depósito fiscal.

Otra causa

La otra condena, a 14 años y resuelta en agosto de 2012, fue como coautor de contrabando agravado por la intervención de tres o más personas y tratarse de sustancias que pudieran afectar la salud pública, 91 hechos, en concurso real con contrabando de estupefacientes agravado en grado de tentativa.

Segovia recibió la misma pena que el empresario mexicano Juan Jesús Martínez Espinosa, ambos acusados de dirigir una banda que enviaba esa sustancia a México y elaboraba metanfetaminas en una quinta de Ingeniero Maschwitz propiedad del mexicano.

Aquel fallo del Tribunal Oral Criminal Federal Nº 4 de San Martín, confirmado en julio del año pasado por los camaristas Ana María Figueroa, Mariano Hernán Borinsky y Gustavo Hornos, también condenó al empresario Ricardo "Ricky" Martínez, quien ya estaba en libertad al dictarse la sentencia por haber cumplido en prisión la mitad de la pena y a otras siete personas.

preso. Segovia fue condenado dos veces por contrabando de efedrina.

Comentarios