Policiales
Viernes 28 de Abril de 2017

Condenan a tres policías que eran parte de una red que amparaba a ladrones

Tres de los nueve policías que prestaban servicios en la Unidad Regional XI fueron condenados ayer en un juicio abreviado.

Tres de los nueve policías que prestaban servicios en la Unidad Regional XI (departamento Las Colonias) y que se encuentran imputados de conformar una red de corrupción abocada a amparar a delincuentes que operaban en la ciudad de Esperanza fueron condenados ayer en un juicio abreviado homologado por la jueza Sandra Valenti a la pena de 3 años de prisión en suspenso.

El acuerdo fue firmado por los agentes de la Brigada de Investigaciones Juan Moreira y Miguel Acuña, los cuales fueron detenidos e imputados por orden de la fiscal Laura Urquiza. Y a ellos se sumó el comisario Gerardo Sánchez, jefe de Sumario de la comisaría 1ª de Esperanza, el cual ya había asumido su responsabilidad a los pocos días de haber sido desbaratada la trama corrupta de la cual era partícipe.

La condena establecida entre la Fiscalía y la defensa de los imputados es por tres años de cumplimiento condicional por los delitos de encubrimiento, extorsión en grado de tentativa, adulteración de documentos públicos y peculado, todo ello bajo la figura de ser integrantes de una asociación ilícita.

Según la investigación, la organización era liderada por Jorge Bordiga, quien hasta el pasado 17 de febrero se desempeñó como titular de la comisaría 1ª de Esperanza y luego como jefe de la 1ª Zona de Inspección de la UR XI. Tanto ese oficial como su par Guillermo Bocaturo (jefe de la Brigada de Investigaciones) y Franco Cornejo, permanecerán detenidos hasta tanto se resuelva su situación procesal. Aunque según trascendió, este último firmará la semana próxima un abreviado también por tres años en suspenso.

La pesquisa tiene imputados a otros tres funcionarios policiales: Miguel Monzón, quien se desempeñaba al frente de la comisaría 1ª; su segunda en la seccional, Carolina Montalvetti; y la pareja de ésta, Juan Pablo Pedrozo, un suboficial pasado a disponibilidad.

El caso fue develado a raíz de una serie de robos perpetrados por dos delincuentes en moto en el Parque de la Agricultura de Esperanza durante la noche del 28 y la madrugada del 29 de diciembre del año pasado. Con el correr de la investigación se logró detectar, a principios de febrero de este año, que ambos maleantes estaban amparados por funcionarios de la comisaría 1ª, entre ellos Bordiga y los agentes de la Brigada de Investigaciones.

A partir de escuchas telefónicas, se develó en la pesquisa que ocultaban las pruebas contra los delincuentes, las cuales nunca llegaban a manos de la Justicia. Y también que se quedaban con determinados montos de dinero provenientes de procedimientos llevados a cabo en la ciudad de Esperanza.

Comentarios