Policiales
Jueves 02 de Marzo de 2017

Condenado a 16 años por matar a un albañil de dos tiros por la espalda

La Cámara Penal confirmó la pena que deberá cumplir Brian Spataro por el homicidio de Domingo Flores, de enero de 2014

La Cámara Penal dejó firme la condena a 16 años de prisión impuesta a Brian Leandro Spataro como autor del crimen de Domingo Enrique Flores, ocurrido en 2014 en el barrio Tío Rolo. La pena dictada en primera instancia por la jueza Marisol Usandizaga abarca ese asesinato y la tentativa de homicidio de Gastón V., quien volvía de trabajar en moto con la víctima cuando ambos fueron baleados por la espalda en una esquina.

El ataque ocurrió el 24 de enero de 2014 cerca de las 17. Flores, un albañil de 35 años, volvía de trabajar en moto con Carlos Ariel V., de 31, cuando en Viña del Mar y Playa Chica les dispararon desde atrás dos hombres con un revólver calibre 22. Flores falleció y su compañero quedó herido.

El dato que circuló entonces fue que las balas iban dirigidas a V., quien sería pariente de un menor imputado en el crimen de otro chico, Alejandro Darmiño, de 15 años, baleado cuando iba en moto por barrio Tablada el primer día de 2012. Desde el primer momento los vecinos dijeron que los agresores de los albañiles habían sido "Palo" y "Larva".

Larva es el sobrenombre de Spataro, de 23 años, quien recién fue detenido en marzo de 2015 por éste y otro homicidio a balazos (ver aparte).

La causa por la muerte de Flores se investigó en el viejo sistema penal y el año pasado la jueza Usandizaga dictó la sentencia ahora confirmada. Evalúo que los albañiles fueron heridos desde atrás por dos hombres que se acercaron caminando y que uno de los tiradores era Spataro. Consideró probado que el imputado efectuó disparos con un arma de fuego tipo pistola Bersa calibre 22 contra los dos motociclistas. Una bala impactó en la espalda de Gastón V. y lo lesionó de gravedad. Flores fue herido desde atrás y murió en el acto.

"No era para vos"

Al valorar los elementos de prueba reunidos en la causa, la jueza Usandizaga sostuvo: "Se encuentra acreditado que Brian Leandro Spataro disparó su arma de fuego causando la muerte de Flores". Para ello resultó decisivo el testimonio del acompañante de la víctima, quien en cada oportunidad en la que declaró inculpó a Spataro.

En igual sentido se refirió la jueza a la pareja del fallecido. La mujer no fue testigo presencial pero le avisaron que el autor de los disparos era "la Larva Spataro". Y le contaron que, antes de retirarse del lugar del ataque, el acusado le dijo a su marido: "Perdoname chancho, no era para vos".

Así, Usandizaga condenó a Spataro como autor de un homicidio agravado por el uso de arma de fuego y el mismo delito en tentativa. Le impuso la pena de 16 años de prisión efectiva y ordenó la destrucción de las dos balas de plomo calibre 22 extraídas en autopsia.

No obstante la defensora general Graciela María Sanmiguel apeló la sentencia. El expediente fue elevado a Cámara en septiembre de 2016 y ya en esa instancia tomó el caso la defensora de Cámara Estrella Galán, quien tuvo que confrontar jurídicamente con el fiscal de Cámara Donato Trotta.

Galán solicitó que el fallo fuera revocado y basó su pedido en que varios testigos no fueron citados a declarar en el juicio. También argumentó que "propuso a su defendido la posibilidad de un juicio abreviado, a lo que él mismo se negó al considerarse inocente".

En tanto, Trotta hizo consideró muy relevante la declaración de V., quien reconoció a Spataro y sostuvo que Flores había muerto bajo las balas de un revólver calibre 22 largo, un dato que se condice con la autopsia.

Así las cosas, los camaristas Javier Beltramone, Carina Lurati y Alfredo Ivaldi Artacho resolvieron por voto unánime que "debe confirmarse la sentencia del juzgado de primera instancia". Lo que significa que Spataro deberá purgar prisión efectiva de 16 años.

Las menciones judiciales de Brian Spataro no se agotan con esta muerte . Fue ligado a una balacera en la que resultó herido de muerte Brandon Bejarano, de 16 años. Fue 25 días antes del crimen de Flores, el 31 de diciembre de 2013, cuando el adolescente estaba en la puerta de su casa de Puente Gallego y quedó en medio de un tiroteo. "Larva" prestó una declaración informativa pero no llegó a ser imputado.

VEREDICTO. La jueza Marisol Usandizaga dictó la condena contra "Larva".

Comentarios