Policiales
Viernes 21 de Julio de 2017

Cometen dos robos, enfrentan a la policía y se tiran al río para huir

Ocurrió la noche del miércoles. Asaltaron un minimarket y una carnicería. Son dos ladrones, uno de ellos oriundo de Rosario

Dos ladrones que habían perpetrado al menos dos robos a mano armada e intentaron fugarse a nado por el río Paraná luego de una persecución donde hubo intercambio de disparos con la policía, finalmente fueron capturados en la barranca de la costanera de la ciudad de San Lorenzo, a la altura del Campo de la Gloria. En su poder tenían 5.500 dólares que habían sustraído de una carnicería en la cual golpearon a su dueño y le robaron una moto; y otros elementos que habían obtenido en el segundo golpe que dieron.

Las intenciones de fuga de los dos arriesgados maleantes se diluyeron el miércoles a la noche en las frías aguas del río Paraná cuando luego de concretar los robos terminaron primero hospitalizados con un principio de hipotermia y luego tras las rejas de la Unidad Regional XVII a la espera de la audiencia imputativa.

En pleno centro

Según fuentes policiales, una patrulla del Comando de la UR XVII fue alertada el miércoles a las 21 de dos asaltos perpetrados en el centro de San Lorenzo. El primero daba cuenta de que en un minimarket ubicado sobre avenida San Martín 1316 dos hombres jóvenes ingresaron con armas de fuego y bajo amenazas de muerte a la mujer que atendía el negocio se apoderaron del dinero de la recaudación y un celular, tras lo cual huyeron caminando por calle Urquiza con dirección al río.

En el marco de un operativo de saturación que se realizaba en la zona y con datos que aportó la víctima, la policía desplegó un operativo en búsqueda de los ladrones.

Al mismo tiempo, en la central del Comando Radioeléctrico se notificaba de otro hecho ocurrido en una carnicería de Belgrano y San Carlos donde dos jóvenes habían lesionado al dueño del lugar, un hombre que se resistió a que le sustrajeran su moto.

No obstante los maleantes se llevaron el rodado, la recaudación del local y un sobre que la hija de la víctima guardaba con ahorros en dólares.

Detrás de un pilote

El comisario Gonzalo Paz, jefe de la URXVII, dijo que "con datos sobre el camino que emprendieron los ladrones en la moto robada y los rasgos fisonómicos de éstos, unos cinco móviles y diez hombres empezaron una persecución hasta que se localizó a los jóvenes en el cruce de Parente y Belgrano, donde hubo un intercambio de disparos que los agentes repelieron con postas antitumulto".

A la altura del Campo de la Gloria los policías observaron que los maleantes, al quedar prácticamente cercados y sin vías de escape, se despojaron de la moto, corrieron barranca abajo y no tuvieron mejor idea que tirarse al agua. Entonces los uniformados ingresaron a un predio donde funciona un club de canotaje, en la orilla del río, y un instructor les prestó una embarcación para realizar un breve rastrillaje por el agua que terminó cuando los arriesgados ladrones fueron divisados escondidos detrás de un pilote hasta el que llegaron a nado, con el agua hasta la cintura y tiritando de frío.

Sin demasiadas opciones, sólo le restó esperar la llegada de dos policías que también se arrojaron al agua para materializar la detención mientras un bote de Prefectura Naval realizaba el apoyo logístico desde el río.

Entre los bolsillos de la ropa de uno de los delincuentes se halló una bolsa que contenía 5.500 dólares, suma que luego se determinó que había sido robada del negocio del cual también habían sustraído la moto.

Foráneos

Luego se realizó un rastrillaje en el recorrido de la persecución, y sobre un tramo de avenida Belgrano se encontró un revólver calibre 32 con dos cartuchos percutados que habían descartado los maleantes, y además se recuperó un teléfono celular que le habían robado a una de las víctimas.

Después de ser asistidos en el hospital Granaderos a Caballos por un principio de hipotermia, ambos fueron alojados en dependencias de la Alcaidía de San Lorenzo donde se los identificó como Jonathan P., oriundo de la zona norte de Rosario; y Rubén Osvaldo R., de Puerto General San Martín, quienes tendrían varios antecedentes penales y serán sometidos a una audiencia imputativa a cargo del fiscal Juan Carlos Ledesma en las próximas horas.

plata mojada. En uno de los asaltos robaron 5.500 dólares.

Comentarios